Seleccionar página

Realizar un análisis de la competencia 

¿es necesario?

¿pero esto no es para las grandes marcas?

¿para qué me va a servir?

Si eres de los que piensan que esto no va contigo o tu negocio, te diré que tener presente a tus competidores es importante (hasta cierto punto)… y te voy a explicar porqué.

Tal vez cuando comenzaste con tu negocio online habías imaginado que tu idea sería rompedora, tus servicios únicos y tu enfoque totalmente revolucionario.

Quizá pensabas que nadie más hacía lo mismo que tú.

Hasta que llega un día en el que encuentras, no uno, sino varios profesionales que están haciendo exactamente lo mismo, ofrecen las mismas soluciones y para el mismo público objetivo que tú.

No hay nada más desolador que darse cuenta que no eres tan único como tú creías, ¿verdad?.

Tu negocio es muy similar a otros muchos negocios que ya existen en Internet.

Compiten contigo.

Además, cuando tú estás luchando por hacerte un hueco en tu mercado puede ser realmente desalentador ver como ellos avanzan y crecen más rápido con sus negocios y no sabes porqué tú no.

Sin embargo, todo eso que ves en tus competidores es solo un parte.

Es la punta del iceberg.

Es más, hay muy pocas empresas que sean verdaderamente únicas en lo que hacen.

A estas alturas todo está inventado.

Incluso, aunque tu negocio sea totalmente novedoso, puedo llegar a asegurar sin temor a equivocarme que, en muy poco tiempo, tendrás unas cuantas decenas de imitadores pisándote los talones.

Cuando tienes un negocio online siempre estás compitiendo y, además, te arriesgas a que te copien.

Esto es así.

Pese a todo esto, tener competencia es bueno.

Es incluso mejor que no tenerla.

Aún así, siempre surge una pregunta que frecuentemente me encuentro cuando trabajo con clientes:

Hacer un análisis de la competencia ¿es realmente necesario?

Y siempre respondo lo mismo.

Sí pero no.

Me explico.

Conocer quienes son esos emprendedores online con los que compites para encontrar tu hueco en el mercado, descubrir la manera de diferenciarte y aprender de sus errores, es necesario.

Sin embargo, cuando estás más pendiente sobre qué hacen o no tus competidores, además de correr el riesgo de convertirse en una obsesión, te roba un tiempo muy valiosos que puedes invertir en encontrar las formas de hacer que tu negocio crezca y avance.

Pero no te alarmes, este sentimiento es algo normal por el que todos hemos pasado.

Al observar qué están haciendo ellos y nosotros no, es normal plantearse hacer algunos cambios: un rediseño en la web, una mejora en los textos para que sean más persuasivos, implementar nuevas estrategias, nuevos servicios o infoproductos que lanzar.

Es la eterna comparación que no te lleva a ningún sitio.

Por eso, realizar un análisis de la competencia debe ser una motivación para mejorar, innovar y crecer pero nunca para quitarte la energía.

Es necesario saber que existen, que están ahí, pero no por ello invertir más horas de trabajo de las necesarias en detrimento de tu negocio.

Primero porque no tienes tiempo y segundo porque esto no hará que tu negocio crezca.

Ahora bien, no me malinterpretes.

Hacer un análisis de la competencia te ayudará, por ejemplo, a comprobar si tu idea de negocio online es rentable y viable antes de lanzarla o incluso cuando ya esté en marcha.

Además de motivarte a actuar, perseverar y no dormirte en los laureles.

En resumen,

Hacer un estudio de la competencia te servirá para saber qué hacen, cómo se definen, aprender de sus errores y encontrar la forma de diferenciarte para destacar en tu mercado.

Ahora que hemos visto la importancia de hacer un análisis de la competencia en beneficio de tu negocio y no a la inversa, veamos qué debes tener en cuenta.

¿Qué es la competencia?

Independientemente del sector en el que se encuentre tu negocio, tu competencia serán todos aquellos profesionales y/o empresas que “luchan” en el mismo sector que tú ofreciendo un mismo producto o servicio.

Tus competidores están ahí para que los estudies, analices y, especialmente, para que evites caer en el error de repetir lo que ellos ya han hecho, pero sin llegar a obsesionarte.

Según cómo esta competencia repercuta en tu negocio, debes diferenciar entre dos tipos:

#1. Competencia directa

Son aquellos profesionales o empresas que están establecidos en el mismo mercado, venden el mismo producto o servicio que tú y se dirigen al mismo tipo de clientes.

#2. Competencia indirecta

Son los profesionales y/o empresas que operan en tu mismo mercado, se dirigen a los mismos clientes, pero ofrecen un servicio o producto alternativo o complementario.

“Todo lo que nos rodea es competencia, no se debe subestimar a nadie, porque empresas muy grandes han caído”

Bill Gates

Cómo hacer un estudio de la competencia para diferenciarte

Ser uno más del mercado, pasar desapercibido o peor aún, no existir para tu cliente ideal, es una de las peores cosas que pueden ocurrir en tu negocio.

Por eso hacer un análisis de la competencia te ayudará a saber cómo decir a estos potenciales clientes porqué deben elegirte a ti y no a otros profesionales.

Tu propuesta única de venta será mucho más clara, directa y efectiva.

Para ello, el análisis de la competencia debe centrarse en potenciar aquellos aspectos de tu negocio que te hagan único.

Toda la maquinaria de tu negocio se pondrá en marcha y será más fácil atraer a más personas que comparten el perfil de ese cliente de calidad con el que quieres trabajar.

Recuerda que no se trata de ver que están haciendo para luego imitarlos o copiarlos sino de saber qué valor puedes aportar tú al mercado y ellos no.

En esencia, la verdadera importancia del análisis de la competencia está relacionada con tu diferenciación y posicionamiento en el mercado.

De esta manera, analizar tu competencia puede ayudarte a descubrir nuevos nichos, nuevos servicios o productos que ofrecer u ofrecerlos de una manera como antes nadie lo había hecho.

Para hacer un análisis de la competencia puedes empezar con estas preguntas:

  • ¿Quiénes son tus competidores?
  • ¿Cuáles de ellos son competencia directa?
  • ¿Y competencia indirecta?
  • ¿Qué hacen?
  • ¿Cómo lo hacen?
  • ¿Qué te diferencia de ellos?

Una vez los tienes identificados por sus nombres y apellidos, tanto competidores directos como indirectos, selecciona 3 o 4 que sean los más relevantes para completar el análisis de la competencia y revisa diferentes aspectos a nivel de negocio de cada uno de ellos:

  • En qué se diferencian del resto de negocios del mercado.
  • Cuál es su posicionamiento en ese mercado.
  • Qué mensajes principales y secundarios destacan en sus comunicaciones, en su página web o redes sociales.
  • Qué diseño tienen sus webs y perfiles en redes sociales.
  • Cuál es su propuesta única de venta y qué mensaje de marketing utilizan.
  • Qué voz o estilo de comunicación tienen.
  • Cuál es su situación actual.
  • Qué productos o servicios ofrecen y cómo son en relación a la calidad, exclusividad, precios, atención al cliente, etc.
  • Qué tipo de clientes tienen.
  • Qué estrategias siguen, qué acciones llevan a cabo o qué tácticas implementan.
  • Qué palabras clave utilizan.
  • Cómo son sus campañas de comunicación.
  • Qué recursos tienen.
  • Cuáles son sus fortalezas y debilidades.

Y por supuesto, no te olvides de analizar el estado del sector o mercado en el que opera tu negocio online.

Cuando conoces todos estos datos sobre tu competencia te será mucho más fácil determinar dónde existe un hueco en tu mercado para destacar, poder innovar con acciones que tus competidores no hayan llevado a cabo aún, así como prevenir para no cometer los mismos errores que ellos.

CONCLUSIÓN

Hace no mucho tiempo pensaba que era necesario analizar a la competencia continuamente, estudiar sus negocios, sus estrategias y conocer al dedillo que hacían.

Sin embargo, como hemos visto, lidiar con la competencia constantemente puede llegar a inquietarte, paralizarte y bloquearte.

Por ello, lo ideal es encontrar el justo equilibrio entre dedicar todo el tiempo a tu negocio para crecer y analizar a tu competencia sólo para mantenerte alerta, motivado y no dormirte en los laureles.

Ahora es tu turno, ¿Estás siempre comparándote con tu competencia? ¿Eres de los que están todo el día pendiente de lo que hacen o, por el contrario, estás más centrado en tu negocio y como innovar?
Me encantaría saberlo y poder debatir sobre ello.

Virginia Jimenez
Asesora de Negocios Digitales. Trabajo con emprendedores digitales y profesionales de servicios que quieren dar un nuevo impulso a su negocio online y transformarlo en una empresa rentable. Con mi Programa [RE]ACTIVA TU NEGOCIO consiguen una estrategia planificada que les ayuda a ganar visibilidad en Internet para atraer más y mejores clientes a sus servicios y lograr la estabilidad económica que buscan.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x