Seleccionar página

Comenzar un blog es fácil.

Saber cómo escribir un artículo para conseguir que tus lectores se conviertan en clientes de calidad, no tanto.

Se necesita una gran cantidad de tiempo y esfuerzo para escribir un artículo que te ayude lograrlo.

Así que si te preguntas cómo puedes asegurarte que cada entrada del blog va a captar la atención de tus clientes potenciales y llevarte hacia los resultados que quieres, este artículo es para ti.

En las sesiones de diagnóstico empresarial que realizo, me estoy encontrando con clientes que se sienten abrumados por este tema.

Cuando les pregunto qué es lo que más les está constando todos coinciden en que desconocen cómo escribir un artículo con el objetivo de conseguir más clientes.

Son conscientes que su blog es la representación de su negocio digital y como tal debe convertirse en una fuente de información de referencia para el tipo de clientes que quieren atraer.

Sin embargo, hay millones de blogs como los suyos que ya están teniendo éxito.

Sus artículos captan la atención de su cliente potencia y además, entretienen.

Esto sin contar todos los nuevos blogs de negocios que surgen cada día y que están poniendo toda la carne en el asador para captar la atención de ese cliente de calidad.

Estoy segura que esta situación a ti también te suena, no nos vamos a engañar.

Escribir en un blog puede ser un arma de doble filo.

Escribir un artículo puede llenarte de felicidad, pero cuando no consigues los resultados que tenías planificados, puede convertirse en un verdadero tormento.

Y así, es fácil que lo abandones.

Escribir un artículo: Expectativas vs realidad

Saber cómo escribir un artículo es una tarea complicada.

Pero saber cómo escribir un gran artículo que atrape a tu cliente ideal, lo es aún más.

Es uno de los problemas más frecuentes.

Sin embargo, la razón suele ser siempre la misma: la mayoría de blogs evitan pensar en qué es lo que necesita su cliente ideal.

Mi mejor consejo es recordar esto cuanto te sientes delante de la pantalla y tengas que escribir un nuevo artículo:

Tú resuelves problemas o necesidades de determinadas personas con tus servicios y con cada artículo que escribes les guías sobre cómo pueden ponerle solución.

Cuando planteas cada artículo desde este lugar, de repente, la idea de “escribir en un blog” se convierte en algo mucho más apetecible. Ya no es sólo una cuestión de conseguir más clientes para ganar dinero, sino que estás ayudando a las personas.

Por tanto, al igual que en tu negocio, lo primero es conocer a tu cliente ideal al dedillo y saber cuál es el problema/dificultad número uno al que se enfrenta.

De esta manera sabrás como satisfacer sus necesidades y qué temas o contenidos incluir en cada artículo nuevo que escribas.

Porque si tus artículos no dan respuesta a lo que tu cliente ideal está buscando, ten por seguro que esa persona rápidamente ira a buscarlo a otro blog con un contenido similar.

Lograr que se quede leyéndote, conecte contigo, se suscriba para seguir recibiendo tus contenidos, ganarte su confianza y que vuelva cada semana, depende de ti.

A mi también me costó un tiempo ser consciente de esto.

Con el tiempo he encontrado la solución que mejor se adapta a mi blog y mi negocio.

El blog forma parte de mi estrategia digital y se ha convertido en el mejor vehículo para ganar visibilidad, potenciar mi marca personal y atraer a mi cliente ideal.

Pero esta vez sin agobios.

¿Cómo he conseguido dejar atrás todo lo anterior para escribir un artículo que capte la atención de mi cliente ideal?

“Esfuérzate por no ser un éxito, sino más bien para ser de valor” Albert Einstein

Sigo 3 premisas:

Por un lado le ha dado prioridad a crear un calendario editorial para el blog donde tengo una planificación de contenidos anual, mensual y semanal.

Luego centro mis esfuerzos en crear contenido épico que resuelva las necesidades de mi público con el objetivo, además, de destacar entre otros blogs con los que comparto ese cliente ideal.

Y por último, utilizo una plantilla universal para los artículos que incluye todos los elementos que he aprendido que son necesarios para que cada post sea más efectivo cuando se trata de convertir más lectores de calidad en clientes potenciales.

Esta plantilla me ayuda a saber qué incluir y a escribir más rápido porqué me dice cómo redactar un artículo independientemente del tipo de post que elabore.

De esta manera tengo claro cómo escribir un artículo sin preocuparme por saber qué viene después de cada párrafo o con qué contenido debo terminar cada artículo.

Cómo escribir un artículo en tu blog: Anatomía de mi post perfecto

Esta plantilla que utilizo me ayuda a seguir una estructura sencilla para ahorrar tiempo y esfuerzo a la hora de escribir un artículo.

Consta de seis componentes principales:

#1. Título convincente que provoque curiosidad

Según Copyblogger, ocho de cada 10 personas leerán el titulo de tu artículo. Y solo dos de cada 10 leerán el resto de lo que has escrito.

Por otro lado, KISSmetrics indica que los lectores tienden a absorber las tres primeras y las tres últimas palabras de un titular.

Con estas estadísticas en la mano sobra decir que si el título no les atrae, nunca llegarán a leer el resto del artículo.

Por ello, la importancia de crear un gran titulo que enganche es primordial.

Nada fácil por otro lado.

La buena noticia es que existe una amplia variedad de información a nuestro alcance sobre cómo escribir un título para un artículo.

Aqui tienes algunos ejemplos según lo que quieras provocar en la persona que lee:

  • Sorpresa – “Este no es el post perfecto (pero podría haberlo sido)”
  • Pregunta – ¿Sabes cómo crear el post perfecto para tu blog?”
  • Curiosidad – “Los 10 ingredientes de un post perfecto. ¡El número 5 es increíble!”
  • Negativo – “No volverás a escribir un post aburrido nunca más”
  • Cómo – “Cómo crear el post perfecto para tu blog”
  • Números – “10 Consejos para crear el post perfecto para tu blog”
  • Especifico – “Los 6 pasos para duplicar el tráfico a tu blog con el post perfecto”

#2. Imagen destacada impresionante

Piensa en la primera vez que visitas una web o un artículo.

¿Dónde diriges tu mirada?

Con total seguridad puedo afirmar que a las imágenes.

¿Sabías que podemos recordar imágenes 6 veces más fácilmente que cualquier escrito?

Somos visuales por naturaleza y las imágenes se procesan 60 mil veces más rápido que cualquier texto.

Las imágenes son una parte muy importante en tus artículos.

Ayudan a captar la atención del lector.

Dedica el tiempo necesario para encontrar imágenes de calidad que apoyen tu artículo o crea las tuyas propias.

#3. Introducción intrigante

Después de un gran título este es el siguiente componente más importante de tu artículo.

Si el titular invita a querer seguir leyendo, la intro tiene la función de mostrar a cualquier persona si realmente vale la pena continuar leyendo.

Esta es la clave.

La introducción tiene que ser un gancho irresistible para que cualquier persona se haga una idea sobre qué trata el artículo y quiera saber más.

Una buena forma de mantener a tus lectores interesados al escribir la introducción es tratando de responder a las preguntas que cualquier lector pueda llegar a hacerse:

¿De qué va este artículo?
¿Por qué debería leerlo?
¿Qué voy a aprender en él?

Nunca escatimes en la calidad de la introducción e intenta que sea clara, persuasiva y directa al grano.

#4. Experiencia personal

Siempre trato de compartir mi experiencia personal, ser transparente y plasmar mi aprendizaje en cada artículo.

De hecho, cada post que escribo es un reflejo de todo aquello que aplico en mi negocio, tanto errores como aciertos o mi evolución como emprendedora digital.

¿La razón?

Es simple.

Las personas conectan más fácilmente con las historias que les evocan emociones.

#5. Cuerpo de texto principal

Cuando el lector ha decidido continuar con la lectura de tu artículo, hay que ponérselo fácil.

La longitud ideal para un artículo a día de hoy es de aproximadamente 1.600 palabras. Esto les llevará aproximadamente 7 minutos para leerlo entero.

Sin embargo, la mayoría ya no lo hacen.

En su lugar, escanean.

Por esta razón siempre trato que cada artículo sea fácil de escalera. Para ello, en el cuerpo del texto, suelo utilizar diferentes elementos que ayudan a captar más rápidamente los puntos de información más importantes:

  • Viñetas
  • Listas numeradas
  • Subtítulos para cada nueva sección o idea que presento
  • Texto en negrita, cursiva u otros formatos de texto
  • Frases destacadas y/o “tuiteables”

Esto hace que el contenido sea más accesible y, al mismo tiempo, más amigable para los motores de búsqueda.

#6. Conclusión, pregunta y llamada a la acción

Desde hace tiempo siempre termino todos mis artículos con una o varias preguntas.

Mi intención es iniciar una conversación con el lector.

De esta manera puedo medir la eficacia del artículo por la cantidad de comentarios que recibo.

Además, si el artículo lo permite, incluyo una conclusión que inspire.

Y para finalizar, nunca puede faltar una llamada a la acción invitando a realizar una determinada tarea con el objetivo de construir una relación a largo plazo.

Estos son algunos ejemplos de llamada a la acción que suelo incluir:

  • Invitación a que lean otros artículos relacionados con el tema.
  • Ofrecer una actualización de contenido gratuito (content upgrade) para descargar una plantilla, hoja de trabajo, etc.
  • Solicitar que compartan el artículo en las redes sociales.
  • Visiten otras páginas de mi web (servicios y/o productos digitales)
  • Se suscriban.

Cómo escribir un artículo en tu blog: Mis 5 imprescindibles

Además de todo lo anterior, sigo unas cuantas reglas generales al escribir mis contenidos:

Párrafos cortos

Trato de escribir párrafos de 3 o 4 frases máximo.

Si es más de esto, el contenido suele ser percibido como demasiado denso y los lectores tienden a darse por vencidos y abandonan la lectura.

Frases breves y concisas

Como regla general trato de evitar las oraciones compuestas.

Uno de los principios del copywriting dice que utilizar frases cortas favorece la lectura rápida.

Al insertar un punto (.) entre frase y frase el lector percibe una pausa natural. Así tiene la sensación de ir progresando más rápidamente según avanza por el artículo.

Palabras sencillas y claras

Me encanta simplificarlo todo, hacerlo compresible y adaptarlo a las circunstancias y realidad de cualquier emprendedor que trata de sacar adelante su negocio online.

Por ello, suelo huir de tecnicismos o cualquier lenguaje avanzado.

Mi objetivo es comunicar y ayudar, no impresionar a mis lectores y potenciales clientes con terminología marketiniana.

Texto “compartible”

A la gente le gusta compartir citas y frases en las redes sociales.

Así que intento incluir siempre frases y citas para compartir a lo largo de todo el artículo.

Utilizo plugins de WordPress como Highlighter de Sumome o Click to Tweet para facilitar esta acción de compartir.

Enlaces internos

Es imposible contarlo todo en un solo artículo.

Por ello, cuando se incluyen enlaces a otros artículos donde se ha desarrollado con más detalle un tema relacionado con el artículo actual, el valor del contenido aumenta.

Además tiene la la ventaja adicional de aumentar las páginas vistas y el tiempo de cada sesión.

Ahora me encantaría saber

¿Qué método utilizas para escribir en tu blog y conseguir que tus lectores se conviertan en clientes potenciales?

¿Tienes una plantilla que te ayude a escribir más rápido y con más eficacia?

Virginia Jimenez
Asesora de Negocios Digitales. Trabajo con emprendedores digitales y profesionales de servicios que quieren dar un nuevo impulso a su negocio online y transformarlo en una empresa rentable. Con mi Programa [RE]ACTIVA TU NEGOCIO consiguen una estrategia planificada que les ayuda a ganar visibilidad en Internet para atraer más y mejores clientes a sus servicios y lograr la estabilidad económica que buscan.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x