Seleccionar página

A medida que el final del año se acerca, es habitual dedicar un tiempo a a reflexionar sobre el año anterior y pensar cómo establecer metas nuevas sobre todo aquello que queremos lograr en los próximos 12 meses.

Sin embargo, antes de finalizar enero, la mayoría de personas han abandonado todo lo que se habían propuesto.

Por esta razón, he preparado una lista con 7 factores que te ayudarán a prepararte, enfocarte en lo que realmente quieres y a saber qué debes tener en cuenta para alcanzar todo lo que te propongas en los 365 días que tienes por delante.

Ahora, sino lo has hecho ya, es el momento de hacer balance, de reflexionar sobre lo ocurrido a lo largo del año:

  1. ¿Qué hiciste realmente bien?
  2. ¿Qué podrías haber hecho mejor?
  3. ¿Qué vas a evitar hacer de nuevo en el futuro?
  4. ¿Cuál fue la actividad más rentable?
  5. ¿Qué te costó más conseguir?

Realmente no importa lo horrible o increíble que haya sido el 2015, al fin y al cabo, es una piedra angular importante en tu futuro.

Pero, además hay una pregunta, que es realmente esencial te hagas:

¿Has gestionado tu negocio como un profesional o como un aficionado?

Quizá no sepas la respuesta de inmediato. O incluso cuál es la diferencia.

Cuando vemos a los deportistas o músicos, podemos ver claramente la diferencia entre un profesional y un aficionado.

Los profesionales que están en un nivel superior, trabajan duro todos los días para alcanzar ese nivel, superan barreras y llevan a cabo cambios en su desempeño que tienen un gran impacto en sus resultados.

Pero cuando se trata de emprendimiento, ¿qué significa llevar tu negocio cómo un profesional? ¿es por el dinero? ¿el éxito? ¿prestigio?

Creemos que ser profesional significa que ya se ha tenido éxito. Sin embargo, ser profesional no está relacionado con las cifras de tu cuenta bancaria o el número de suscriptores en tu lista de correo. Esto no son más que datos que pueden impresionar.

Ser profesional va mucho más allá e implica:

  • Trabajar más inteligentemente, no más duro.
  • Hacer las cosas correctas, no hacer más.
  • Tener claridad, no complejidad.

Si diriges tu negocio como un aficionado puedes sentirte atrapado, lleno de incertidumbre acerca de qué hacer a continuación o cómo conseguir cierto nivel de éxito mientras sigues intentando que tu proyecto gire en la dirección correcta.

Por el contrario, los profesionales son “conseguidores o hacedores” que aprenden a priorizar las acciones y llevar a cabo las tareas que tendrán un mayor impacto en sus negocios.

Destacan por tener claridad sobre sus objetivos y diseñar un plan anual para alcanzarlos.

Trazan sus prioridades y planean qué acciones deben llevar a cabo para seguir creciendo.

La claridad: El único propósito que debes mantener a lo largo del año

Dicen que cuando llega el 20 de enero, la mayoría de los propósitos de Año Nuevo caen en el olvido.

Aquí tienes el único propósito que espero mantengas vivo a lo largo de los 365 días que tienes por delante:

Claridad sobre lo que quieres conseguir (en tu negocio y en tu vida).

  • La claridad te llevará a tomar mejores decisiones para que dejes de perder dinero y energía en aquellas cosas que te hacen permanecer anclado.
  • La claridad te ayuda a trazar los pasos perfectos para convertir una idea en ingresos.
  • La claridad te ayuda a reconocer cuando la oportunidad perfecta está delante de ti y a no sabotearla como quizá ya lo hayas hecho en el pasado.
  • La claridad te ayuda a priorizar y concentrarte en lo importante de manera que el tiempo se vuelve más valioso.

Tener claridad te ayudará a convertirte en un profesional, en un “conseguidor” de objetivos. En una persona que logra sus metas y tiene tras de sí un gran historial de éxitos.

Y ahora es la mejor época del año para plantearte si quieres seguir como amateur o ser un verdadero “conseguidor”.

Sólo tienes que hacer que suceda.

Por esta razón, he preparado una lista con los factores que debes tener en cuenta para alcanzar todo lo que te propongas y una guía descargable que te ayudará planificar los objetivos para los 365 días que tienes por delante.

Cómo establecer metas: Los 7 factores que te ayudarán a conseguirlo

#1. Establece metas claras y específicas.

No todo el mundo sabe que un objetivo debe seguir la regla SMART: específicos, medibles, alcanzables, realistas y determinados en el tiempo.

Los objetivos están diseñados para ayudarte a focalizar, a dirigir la atención, inspirar y guiarte para alcanzar el éxito. Cuanto más especifico seas en lo que quieres conseguir, más fácil será avanzar por el camino correcto.

#2. Refuerza tu nivel de deseo y compromiso con cada objetivo.

En última instancia, lo que impulsa el éxito es el deseo y el compromiso.

Por muy claros y específicos que sean tus objetivos, si tu deseo de lograrlos no es lo suficientemente grande, y especialmente cuando las cosas se pongan difíciles, la motivación para llegar a él irá desapareciendo para dar paso al abandono y la frustración.

Alcanzar objetivos requiere un gran deseo y un 200% de compromiso.

#3. Prepárate para lo que implica el éxito

Asegúrate, antes de ponerte un objetivo, que sabes dónde te estás metiendo. Piensa en las razones que te llevan a querer conseguir ese objetivo y si cualquier meta que te propongas te sitúa más cerca de TU VISIÓN (de vida y de negocio).

No siempre estarás listo o te sentirás capaz de asumir cierto tipo de responsabilidades que implica un objetivo.

#4. Divide un gran objetivo en tareas y acciones más pequeñas

Los objetivos funcionan mejor cuando se utilizan como guías para para establecer subtareas mensuales, semanales y diarias. No dejan de ser metas más pequeñas alineadas con el objetivo principal.

Una vez tengas tu objetivo escrito, trabaja hacia atrás para determinar lo que debe suceder y qué tareas tendrás que hacer para llegar desde donde estás ahora hasta alcanzar ese objetivo.

Finalmente, con ayuda de un calendario, ve desglosando y programa las tarea y acciones que debes llevar a cabo diariamente.

#5. Más disciplina y menos distracciones

Tienes un gran objetivo, cuentas con el compromiso y has trazado un plan para lograrlo. Sin embargo, si no cuentas con la disciplina para trabajar en tu plan, no alcanzará tus metas.

El logro de un objetivo también requiere organización, capacidad de recuperación, pensamiento positivo, capacidad de escucha y comunicación, y mucho más.

Para sostener tu objetivo a largo plazo debes desarrollar hábitos positivos que van a aumentar tu motivación y te ayudarán a hacer frente a todo tipo de situaciones, personas u obstáculos que pueden interponerse en el camino de hacia tu meta.

#6. Cree que es posible

Siempre hay un punto ante cualquier gran meta en el que la duda te arrastra. Pero si no crees en ti mismo, ¿quién lo hará?.

Si saboteas continuamente tus posibilidades y tiras de ti hacia abajo con un dialogo negativo, nunca vas a alcanzar tu objetivo. La disciplina es crucial para el éxito, pero creo que la razón por la que mayoría de personas no alcanzan sus metas es porque son incapaces de superar los sentimientos y las cuestiones negativas.

Cambia esto por el pensamiento positivo, alimenta tu conversación interna con palabras positivas, desarrolla habilidades para hacer frente a la frustración, reveses, dudas sobre ti mismo y otros problemas que pueden obstaculizar tu camino hacia tus objetivo.

Un simple cambio de mentalidad puede ser un gran paso hacia tu éxito.

Piensa en tu “por qué”, lo que te impulsó a querer iniciar un negocio digital, qué esperas obtener de él, qué vas a perder o no conseguir si te rindes. Estas cuestiones elevarán tu nivel de deseo y compromiso.

#7. Evalúa tu progreso

Los grandes objetivos pueden parecer inalcanzables cuando están muy lejos. Sin embargo, cada vez que marques como “hecho” algo de tu lista de tareas diarias, es un logro que te acerca más a tu meta.

Centrándote en el camino recorrido y revisando los avances conseguidos, mantendrás tu motivación alta y te ayudará a evitar el desánimo cuando parece que ese gran objetivo está fuera de tu alcance.

La evaluación de lo que vas consiguiendo, te motivará a seguir adelante.

Cómo establecer metas: Planifica los próximos 12 meses

Estoy segura que tienes grandes planes que quieres poner en marcha cuanto antes.

Está demostrado que las personas que escriben sus objetivos tienen más oportunidades de llevarlos a cabo.

En cambio, los que no tienen una lista escrita con las metas que se ha propuesto son más propensos a perder el foco y son menos exitosos.

Por esta razón, cada año escribo mis objetivos y hago mi planificación. Quiero ser una “conseguidora”.

La planificación es mi hoja de ruta hacia mi objetivo final.

¿Qué te parece si empiezas por definir cómo quieres que sea el 2016?

Si quieres empezar a darle forma a este año y [RE]ACTIVAR tu negocio y tu vida, he decidido compartir contigo mi brújula para el 2016.

Una guía gratuita que te ayudará a reflexionar, planificar y actuar para establecer metas y lograr todo lo que te propongas en los próximos 12 meses.

Descarga aquí tu "Brújula para los próximos 12 meses"

Rellénalo y tenlo siempre cerca para ir comprobando tu progreso.

¡Te espero en el 2016 para vivir juntos un año increíble!

Virginia Jimenez
Asesora de Negocios Digitales. Trabajo con emprendedores digitales y profesionales de servicios que quieren dar un nuevo impulso a su negocio online y transformarlo en una empresa rentable. Con mi Programa [RE]ACTIVA TU NEGOCIO consiguen una estrategia planificada que les ayuda a ganar visibilidad en Internet para atraer más y mejores clientes a sus servicios y lograr la estabilidad económica que buscan.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x