Seleccionar página

A la hora estabilizar tus ingresos, una de las decisiones más importantes que debes que tomar es sobre qué precio de poner correcto a tus servicios o productos digitales.

De hecho, éste es un factor determinante para el éxito de tu negocio.

Un precio demasiado alto o demasiado bajo puede echar al traste todo tu trabajo.

Entonces ¿cómo puedes fijar el precio de venta de tus servicios de manera correcta?

El precio es una parte significativa de tu estrategia de marketing y el posicionamiento de tu marca.

Pero al mismo tiempo es una de las principales preocupaciones a la que nos enfrentamos con nuestros negocios.

¿Será demasiado caro?

¿Estarán dispuestos a pagar lo que pido?

Y es que, si tienes en cuenta que es una tarea que tendrás que repetir con frecuencia, que el mercado cambia continuamente y que necesitarás ajustar tus precios según vaya creciendo tu negocio, encontrar las estrategias de precio más adecuada que hagan aumentar tus ventas y ganancias, puede ser una ardua tarea si no sabes cómo hacerlo.

Ante esta situación, es fácil entrar en modo de pánico cuando llega el momento de tratar esta cuestión.

Y muchas veces, por miedo a no tener ventas o inseguridad sobre el valor real de nuestra oferta, tendemos a fijar precios inadecuados.

Sin darnos cuenta estamos comiendo los errores típicos la calcular el precio de venta adecuado.

Y la cruda verdad es que más tarde, todo esto se convierte en frustración.

Pero antes de ahondar en el tema, me gustaría hacerte unas preguntas sencillas:

¿Cuantas veces has tomado el precio de un producto o servicio como un indicador de su calidad?

¿Cuantas veces has oído o has dicho tu mismo “a la larga, lo barato sale caro”?

Es un hecho demostrado que como compradores y consumidores, a menudo, percibimos el precio como una señal de calidad.

Aunque también es verdad que, en ocasiones, la relación calidad-precio no cumple con nuestras expectativas.

Por tanto, ante productos similares, un precio más alto nos provoca la percepción de una mayor calidad frente a otro de menor precio.

El precio alto o bajo también es un indicador de cómo éste se posiciona en el mercado.

Por tanto,

Un precio más elevado creará en tus clientes expectativas más altas y un precio más bajo podría disminuir el valor percibido de tus servicios.

Con esto, la idea de que fijar unos precios demasiado bajos sea, a priori, una gran forma de aumentar tus ventas queda desterrada para siempre.

Pero por si te queda aún alguna duda, voy a darte 4 razones que te van a convencer de porqué nunca debes competir por precio:

  • Devalúa tu negocio y la calidad de tu oferta (productos y/o servicios).
  • Crea escepticismo entre tus clientes potenciales.
  • Atrae a menos clientes ideales.
  • Te llena de resentimiento y frustración.

Espero que haya sido suficiente.

Porque en realidad, los precios demasiado bajos perturban el mercado conduciendo a una guerra de precios de la que no te gustará formar parte.

Es algo que no puedes sostener.

En la otra cara de la moneda tenemos los precios altos.

Es un arma de doble filo porque, si cobras demasiado, principalmente estás ahuyentando a tu cliente ideal y las ventas… no habrá ventas.

Entonces,

¿Cómo fijar el precio de venta más adecuado para tus servicios?

Desafortunadamente, no hay única respuesta.

Cada emprendedor digital debe crear sus propias estrategias de precios.

La buena noticia es que es te resultará más fácil fijar el precio de venta de tus servicios si sabes qué debes tener en cuenta. Por ello, voy a compartir contigo las 3 claves que siempre tengo en cuenta para fijar mis precios.

Existen otras estrategias de precios pero está es la que me sirve a mi.

Espero que a ti también te ayude a poner claridad sobre este tema.

#1. Los gastos reales de tu negocio más un margen razonable de beneficio para ti

Considera primero lo que te cuesta producir, promocionar y tener listo para la venta tu servicio.

Aunque los servicios son intangibles debes tener en cuenta el tiempo que inviertes en ello.

Incluye además lo que inviertes mensualmente en tu negocio para que siga funcionando (alquiler, internet, autónomos, impuestos, marketing, etc.).

Añade a esa cantidad un margen de beneficios que tú también debes tener un sueldo. Para empezar un 20% no está nada mal.

#2. Los precios de tu competencia para servicios similares

Aquí tienes que investigar tu mercado y a tus competidores e identificar a aquellos que ofrecen productos y servicios similares a los tuyos.

Los que están mejor y los que están peor.

Evalúa sus ofertas.

¿Cuáles son sus propuestas de valor?

¿Qué valoran sus clientes más de sus ofertas?

Y si es posible, averigua los precios que tienen.

#3. El valor que agregas a tu oferta

¿Cuánto valor puedes ofrecer con tus servicios?

Con el fin de fijar el precio de venta adecuado a tu oferta es necesario que comprendas qué es lo que más valoran tus clientes y ajustar tus servicios a ese valor.

Es lo que les mantendrá interesados.

Y aunque cada cliente es diferente, si has realizado bien tu investigación sobre él, sabrás a la perfección lo en que realidad quiere y no tendrás problema.

Encuentra los mayores “puntos de dolor” de tu cliente ideal y resuelve esos problemas o necesidades con tus servicios.

Cuando comprendes perfectamente esto y cómo tus servicios son la solución perfecta a los problemas y necesidades de tus clientes potenciales estás dando el primer paso para poner el precio más adecuado a tus servicios.

Estrategia de Precios LifeStyle Business

¿Que es una estrategia de Precios “Premium”?

Probablemente pensaste, sobre todo cuando estás comenzando con tu negocio digital, que nunca podrías permitirte ofrecer servicios de gama alta y con un precio más elevado.

Pero déjame decirte que sí.

Se trata de un cambio de mentalidad.

¿Recuerdas lo que te he comentado sobre cómo percibimos la relación calidad-precio?

Incluir en tu pirámide de servicios está clase de productos “más exclusivos” está también a tu alcance.

Pero recuerda que esta estrategia de precios “Premium” implica tener en cuenta los resultados que ofreces en lugar de las horas que inviertes.

Tu misión es ofrecer calidad y tu objetivo es conseguir que tus clientes lo perciban como algo que realmente quieren y necesitan.

De hecho, tu oferta deberá proporcionar mayores beneficios que el mismo servicio ofrecido por alguno de tus competidores.

Estos beneficios que tu cliente ideal espera recibir como resultado de la compra deben estar claros desde el primer momento.

Con tu negocio estás creando y proporcionando valor continuamente. Y cuando lo haces de manera increíble, tu cliente va a poner un alto valor a tu servicio.

Esto justificará el precio más alto.

Por otro lado y no menos importante, sobra decir que la calidad de cualquier servicio debe superar cualquier precio.

Ofrecer alta calidad y aportar un gran valor es la razón más contundente para fijar precios más altos en tu negocio.

Si la calidad no es buena recibirás quejas, devoluciones y lo peor de todo, opiniones y comentarios negativos de tus clientes.

Echarás al traste todo tu trabajo con tu marca y tu reputación.

Así que si no estás seguro la calidad de tus servicios o qué valor están dando tus clientes a tu oferta, tras una venta, por ejemplo, puedes pedir su feedback y opinión.

Te ayudará a mejorar.

Por ultimo, asegúrate siempre que el diseño, tu imagen de marca y tu posicionamiento estén alineados con estos Precios “Premium”.

Si consideras que aún así tu precio sería demasiado alto para lo que ofreces, siempre puedes añadir valor a tu servicio incluyendo más bonos, más acceso a ti, más sesiones, etc.

Pero, ¿y si después de asegurarte qué es lo que tus clientes valoran más, tu posicionamiento es el adecuado y el precio de venta es acorde a tu oferta, todavía hay clientes que no quieren pagar lo que pides y quieren un precio más bajo?

Pues simplemente no son rentables. Pertenecen al tipo de clientes que te robará la energía.

Y lo que es aún peor, ocupan tu tiempo y te lo quitan de aquellos clientes que sí quieren trabajar contigo.

Puedes decirles adiós sin remordimientos.

Esto te servirá como recordatorio para dejar de vender en el futuro a aquellas personas que no valoran adecuadamente lo que haces y elegir libremente con quién quieres trabajar.

CONCLUSIÓN

Para determinar cómo fijar el precio de tus servicios, primero tienes que estar seguro de estar diferenciándote de tus competidores en algo concreto. En segundo lugar, da forma a tu pirámide de servicios y establece cómo benefician a tus clientes frente a los de tu competencia y qué valor agregado conllevan. De esta manera encontrarás tu fórmula para poner el precio más adecuado a tus servicios.

¿Tienes algún consejo interesante sobre cómo fijar el precio de tus servicios?¿Qué método o estrategia sigues para poner tus precios? Me encantaría conocerlo.

Virginia Jimenez
Asesora de Negocios Digitales. Trabajo con emprendedores digitales y profesionales de servicios que quieren dar un nuevo impulso a su negocio online y transformarlo en una empresa rentable. Con mi Programa [RE]ACTIVA TU NEGOCIO consiguen una estrategia planificada que les ayuda a ganar visibilidad en Internet para atraer más y mejores clientes a sus servicios y lograr la estabilidad económica que buscan.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x