Seleccionar página

¿Cada año te marcas nuevos objetivos que nunca cumples?

¿Alguna vez te has propuesto adquirir buenos hábitos que después, simplemente, no has cumplido?

Te confieso que yo me he visto en esta situación muchas veces.

Para mi la clave que me está ayudando a aplicar estos cambios es soñar en grande pero empezar por pequeñas cosas.

Porque si de verdad quieres hacer un cambio significativo en tu vida, si estás dispuesto a hacer las cosas mejor a como las haces actualmente, tienes que empezar en pequeño.

¿Por qué es tan difícil adquirir nuevos hábitos?

¿Por qué cuesta tanto ser consistente en los cambios?

¿Cómo es que podemos tener toda la intención de convertirnos en mejores personas, pero luego no lo conseguimos?

Y aún más importante, ¿qué podemos hacer?

Para dar respuesta a estas preguntas esta semana he traído al blog a Berta Álvarez, Coach Certificada que te dará las claves sobre cómo formar y mantener los buenos hábitos en tu vida.

Los buenos hábitos: Sueña en grande, pero empieza pequeño

El 90% de nuestras conductas están basadas en hábitos.

Tal cual.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos muchas de nuestras actividades diarias son rutinas.

Piénsalo bien.

Lo que haces cuando despiertas, cómo te preparas para empezar el día, qué haces al llegar a casa tras una jornada laboral, etc.

Me atrevería a decir, entonces, que la suma total de esos hábitos determina cómo está funcionando ahora tu vida. Y, lo mejor de todo, que muchas veces, estas conductas las realizamos de manera inconsciente.

¡Eureka!

Tu conducta cotidiana, del día a día, tiene mucho que ver con los resultados que estás obteniendo en la vida.

Entender qué son los hábitos y cómo funcionan, te ayudará a a ser la persona de éxito que quieres ser.

Pero, ¿qué es el éxito?

Yo entiendo por éxito  “el resultado feliz de algo” (definición de Jesús Alcoba en la conferencia que dio sobre su libro La Brújula de Shackelton).

Y es que las personas de éxito tienen hábitos para alcanzarlo, mientras que las personas de no éxito, no.

Así de simple es.

El hábito es aquella conducta que repites una y otra vez y lo haces tan a menudo, que se vuelve fácil. Hasta el punto que se interioriza, automatizándose, de manera que consigues hacer esa conducta sin pensar que la estás haciendo.

La constancia es la clave de los hábitos.

¿Qué diferencia a una persona exitosa de otra que no lo es?

Que las acciones están enfocadas, que poseen disciplina personal y energía para hacer que las cosas sucedan.

Y esto es importante.

¿Por qué?

Porque la vida no sólo acontece.

La vida consiste en elegir y en cómo reaccionas ante las situaciones que se te presentan cada día.

En cada momento, hasta cuando creemos que no elegimos, estamos eligiendo “no elegir”.

De cualquier forma, afortunadamente, existen oportunidades a cada minuto para poder seguir eligiendo y dar vida a tus ideas como emprendedor.

Es la elección de manera coherente en lo que se fundamentan tus hábitos. Y, como hemos visto, estos hábitos son muy importantes para tu futuro y, por ende, para la calidad de tu vida.

Por lo que empieza a tomar conciencia de los mismos.

Sin embargo, es importante conocer que cambiar hábitos improductivos a hábitos positivos y productivos requiere de esfuerzo y de tiempo.

A veces, queremos ganancias “cortoplacistas” sin apenas haber contribuido a ello.

Y digo que se requiere de tiempo y esfuerzo porque hay que identificar aquellos hábitos que nos hace estar lejos de lo que queremos y, por supuesto, el tiempo que lo llevas realizando.

Por lo general, los resultados de los hábitos negativos no se hacen presentes de manera inmediata, sino que tardan un tiempo hasta que se ven sus resultados nefastos.

Lo que es importante recordar siempre, que todo acto que hagamos (incluidos los que no hacemos) tienen consecuencias futuras.

¿QUIERES CAMBIAR DE RUMBO Y LOGRAR LA VIDA Y EL NEGOCIO QUE SIEMPRE HAS DESEADO?

Consigue gratis el primer módulo de El Mapa de tu Vida. El mejor método probado que te ayudará a:

Curso Gratis RE[ACTIVATE]
  • Conectar con tu propósito y tomar el control de tu vida para empezar a a vivir desde tu mejor versión dedicando tus días a hacer todo aquello que te apasiona y disfrutar del estilo de vida siempre has querido.
  • Trazar el mapa de ruta que te guíe hacia la vida y el negocio que quieres dejando atrás hábitos, creencias y pensamientos limitantes que te impiden avanzar hacia tus metas más importantes.
  • Descubrir el potencial que reside dentro de ti, aumentar la confianza y seguridad en ti mismo para lograr el éxito personal y profesional que te mereces y sentirte más libre, realizado y feliz.

Escribe tu nombre y tu correo y recibirás, de forma totalmente gratuita, el primer módulo del curso.

¿La buena noticia?

Que las consecuencias negativas se pueden convertir en positivas con sólo cambiar tus hábitos.

Lo increíble es que después de incorporar un nuevo hábito en tu vida, será más difícil no hacerlo que hacerlo.

Dicen que entre 21 y 30 días están las repeticiones que son necesarias hacer para convertir un nuevo comportamiento en hábito. Personalmente, opino que depende del hábito que hay que sustituir.

Aquí, apelo a la responsabilidad de cada uno, ya que hay hábitos que están unidos a creencias limitantes desde la infancia, por lo que valora si necesitas ayuda en cada caso y, si es así, pídela al profesional correspondiente.

Otra cosa que puede pasar es que, ante una crisis, volvamos a comportarnos según los patrones de los hábitos anteriores. La lectura de esto es que el nuevo hábito puede no ser todavía lo bastante fuerte para resistir ese momento, por lo que requerirá de más tiempo, energía y esfuerzo, además del autoconvencimiento de que merecerá la pena.

Recuerda que la calidad no es un acto sino un hábito.

“Todos necesitamos educación en lo obvio”, decía Oliver Wendell Holmes.

Las personas exitosas están en aprendizaje continuo.

En hacer de sus buenos hábitos, la excelencia.

Para ello, la revisión continua, el impulso a mejorar.

Te hará más humano y tendrás más que ofrecer.

Para terminar, te dejo un modelo sencillo para que empieces a cambiar tus hábitos negativos en buenos hábitos.

Replicable para todas las áreas:

  • Identifica con claridad y precisión los hábitos improductivos. Para ello, considera las implicaciones de tus hábitos actuales a largo plazo.
  • Define el nuevo hábito exitoso. Para ello, haz una descripción lo más vívida posible de los beneficios que obtendrás al comportarte de esta nueva manera. Esto te permitirá motivarte.
  • Pasa a la acción. Describe tres pasos de acción inmediata y ponlos en práctica.
  • Lee artículos y libros que te acerquen a aquello que quieres y entrevístate con personas que para ti sean exitosas en ese hábito que quieres adquirir.

Recuerda que:

“Es tan difícil cuando se ve a futuro y tan sencillo cuando se hace” – Robert M. Pirsig

Te espero en los comentarios del blog para que me cuentes qué buenos hábitos consideras que son necesarios para el éxito y cómo los aplicas en tu rutina diaria.

Virginia Jimenez
Asesora de Negocios Digitales. Trabajo con emprendedores digitales y profesionales de servicios que quieren dar un nuevo impulso a su negocio online y transformarlo en una empresa rentable. Con mi Programa [RE]ACTIVA TU NEGOCIO consiguen una estrategia planificada que les ayuda a ganar visibilidad en Internet para atraer más y mejores clientes a sus servicios y lograr la estabilidad económica que buscan.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x