Seleccionar página

¿Estás pensando en invertir en Facebook Ads pero no sabes si será una pérdida de tiempo (y dinero)?

Créeme que te entiendo.

Como emprendedora digital, conozco bien las limitaciones presupuestarias a las que nos enfrentamos en nuestros comienzos.

Cuando nuestro día a día es una montaña rusa en la que dependemos de que un cliente diga que sí a una propuesta o que otro nos pague la factura en la fecha pactada.

Y, en el momento que despegamos y las cosas empiezan a funcionar un poco mejor, vamos con mucho tiento a la hora de invertir en campañas de marketing y publicidad.

Nos preocupa elegir bien y no queremos dar un paso en falso.

En mi caso, esta es una realidad que veo cada día.

Porque aunque trabajo con Pymes con presupuestos que a ti y a mi nos encantaría tener (¡todo se andará! 😃), también lo hago con profesionales y negocios que están dando sus primeros pasos en el mundo digital.

Cuando les propongo invertir en campañas de publicidad en Facebook Ads, las respuestas más habituales son:

“¿En serio que la gente “compra” en Facebook”? Yo entro a compartir fotos de mis vacaciones y ver qué hacen mis amigos. No creo que funcione…”

“Había pensado en la publicidad de Google… Dicen que funciona muy bien”

Los más veteranos dicen:

Yo siempre he hecho anuncios en Google y me va bien. No quiero cambiar.”

Y los que ya han hecho sus pinitos…

“Ya lo he probado. Publico algo en mi página y le doy al botón de promocionar la publicación. Pero no sirve para nada…”

¿Te suena?

Pues hoy vengo dispuesta a resolver estas dudas y a explicarte por qué te recomiendo que incorpores Facebook Ads en tu estrategia de marketing, ya que es una excelente opción para captar leads a bajo coste para tu negocio digital. 

Despejando dudas sobre Facebook Ads


“¿En serio que la gente “compra” en Facebook”? Yo entro a compartir fotos de mis vacaciones y ver qué hacen mis amigos”

Tú y millones de personas en el mundo.

Porque Facebook es una red social y, como tal, la gente se relaciona y comparte lo que le gusta ver o hacer en ella.

En formato imagen, vídeo o artículo.

Es cierto que los usuarios no visitan la plataforma para “ir de compras”  PERO pasan mucho tiempo navegando en ella.

Y están interesados en lo que sus marcas comparten.

Por eso siguen las páginas de empresa de sus marcas favoritas.

Para estar informados de sus novedades, lanzamientos, promociones y descuentos, o simplemente, porque comparten la filosofía y forma de ver la vida de la marca.

O porque les entretiene. O porque les divierte.

Y si no, que se lo digan a Mr. Wonderful o a Yo fui a EGB.

¡Stop! En este punto te recomiendo que hagas un pequeño repaso de tu perfil, y compruebes qué páginas sigues y por qué.

Seguro que te sientes identificado con lo que te comento.

¿Es un buen medio para promocionar tu negocio digital?

Lo es.

De hecho, según la revista Forbes, “Los ingresos totales de la red social se dispararon a 5.840 millones de dólares desde los 3.850 millones del mismo periodo del año anterior, gracias a un incremento de 56,8% en sus ventas de anuncios.”

¿Crees que habrá tantos profesionales y empresas en el mundo dispuestos a tirar el dinero? No creo.

“Había pensado en la publicidad de Google” o “Yo siempre he hecho anuncios en Google y me va bien”

El Marketing Digital nos permite medirlo todo.

Y cuando se trata de comprobar el ROI de nuestras campañas publicitarias, eso es fantástico.

Dejamos atrás las “suposiciones” e “impresiones” y nos movemos en el mundo de la certeza.

Tanto Google Adwords como Facebook Ads nos permiten acceder a una enorme cantidad de indicadores que nos muestran cuántas personas hacen clic en un anuncio, cuál es el coste por lead que estamos obteniendo o la audiencia potencial a la que hemos impactado. Por ejemplo.

En mi caso particular, muchos de los clientes que hace 2-3 años estaban invirtiendo el 100% de su presupuesto publicitario digital en Adwords, han empezado a probar Facebook Ads en un 50%-50% y en un 90% de los casos han terminado “abandonando” a Google y dejándose querer por Facebook.

¿Mi consejo? Deja que los números te hablen 🙂

“Ya lo he probado. Publico algo en mi página y promociono mis publicaciones. Pero no sirve para nada…”

Sí. Estás “pagando” para que Facebook aumente la visibilidad de tu publicación (se la muestra a más personas).

Pero cuando hablamos de planificar, crear, publicar, hacer el seguimiento y optimizar una campaña de publicidad en Facebook Ads, estamos hablando de otra cosa.

Digamos que con tu acción has visto la punta del iceberg o la guinda del pastel (para los más golosones :P)

Pero la plataforma publicitaria de Facebook es compleja de manejar (en sus opciones más avanzadas) y te permite “exprimir” tu presupuesto publicitario de una forma increíble.

Así que NO te recomiendo que gastes ni 5 ni 10€ promocionando una publicación de manera sistemática “a ver qué pasa”.

No actúes sin tener muy claro cuál es el objetivo que quieres conseguir, y cómo lograrlo.

Ahora que hemos repasado las dudas más habituales, vamos a entrar en materia.

Aquí tienes 5 motivos de peso para invertir en Facebook Ads.

La decisión es tuya 😉

5 motivos para darle una oportunidad a Facebook Ads

Las campañas publicitarias en Facebook son rentables para la inmensa mayoría de los negocios digitales, PERO no de cualquier forma.

Es necesario que aprendas a hacerlo bien o que contactes con una empresa de marketing especializada.

De lo contrario, terminarás desencantado con la plataforma y con unos cuantos euros menos en el bolsillo.

#1. Tus clientes potenciales están en Facebook

El 81% de los españoles utiliza las redes sociales, y dedicamos 4 horas y 23 minutos a la semana a Facebook.

Si tu target son los Millenials, por ejemplo, estas cifras se disparan.

Así que tus clientes potenciales pasan mucho tiempo en Facebook y eso es una buena noticia para ti.

#2. Segmentación muy precisa

Segmentar supone “dividir un mercado en grupos más pequeños que tengan características semejantes.

Y eso es fantástico a la hora de mostrar tus anuncios exclusivamente a las personas que están potencialmente interesadas en tus productos y servicios.

Imagina que tienes una clínica veterinaria.

¿De qué te sirve mostrar tu anuncio de servicio de urgencias 24 horas a una persona que no tiene mascota?

Efectivamente.

Tus servicios NO son para todo el mundo.

Y con tus campañas en Facebook Ads podrás elegir el perfil de tu público objetivo o target en base a:

  • Lugar: País, estado o provincia, ciudad y código postal. Incluso podrás seleccionar una calle y un radio alrededor de ella (lo que es fantástico si tienes un negocio local).
  • Datos demográficos: Edad, sexo, educación, puesto de trabajo, situación sentimental.
  • Intereses: Hobbies, aficiones, si los usuarios son seguidores de una determinada página de Facebook o si son súper fans de una serie de TV.
  • Comportamiento: Dispositivos desde los que acceden a Facebook, cuenta de correo electrónico principal, hábitos de compra, etc.
  • Públicos similares: Facebook puede buscar a personas parecidas a tus clientes actuales (exige que tengas una base de datos).

¿Te imaginas mostrando tus anuncios a personas que celebran su cumpleaños en los próximos 7 días?

¿O a mujeres que han sido mamás recientemente?

¿Y a los universitarios de tu ciudad?

Con Facebook, es posible.

Incluso puedes dar un paso más y utilizar intereses “solapados” para mostrar tus anuncios a segmentos súper específicos. Carlos Bravo de Marketing de Guerrilla lo explica genial aquí.

#3. Más económico que otras opciones publicitarias

Con un presupuesto ajustado podrás mostrar tus anuncios a miles de personas.

Analiza los medios en los que estás invirtiendo ahora mismo y el ROI que consigues con ellos.

¿Estás satisfecho con los resultados? ¿Tienes dudas?

Pues desvía una pequeña partida a Facebook y haz una prueba.

#4. Datos en tiempo real

Fundamental.

Para sacar el máximo partido a tu inversión publicitaria, debes hacer un seguimiento exhaustivo y continuo de tus campañas.

Olvídate de crear unos anuncios bonitos, publicarlos, y dejar que se agote el presupuesto (esperando el mejor de los resultados).

Facebook Ads no funciona así.

Aprovecha la enorme ventaja de disponer de los datos de tus campañas en tiempo real.

¿Una campaña no está funcionando como esperabas o no termina de arrancar? Detenla.

¿Hay otra que está funcionando muy bien? Incrementa su presupuesto (siempre de manera gradual. No hagas cambios “bruscos”).

Con Facebook Ads tienes acceso a los datos minuto a minuto, para que no te pierdas detalle del rendimiento que estás consiguiendo.

#5. Campañas optimizadas por objetivos

La primera pregunta que te hace Facebook cuando vas a crear una campaña es esta:

Elige un objetivo de marketing para la campaña.

Y dependiendo de tu objetivo, podrás elegir un tipo u otro.

Así que nada de improvisar.

La pregunta más importante, al inicio 😉

Estos son los 13 tipos de campañas disponibles desde el Administrador de Anuncios de Facebook Ads (septiembre 2016).

objetivos-facebook-ads

Si pasas el cursor por encima, te mostrará cuándo debes utilizar cada una de ellas.

En tu caso, vamos a centrarnos en aumentar las conversiones, que es la opción idónea para aumentar tu lista de suscriptores.

El efecto que quieres lograr es que el usuario introduzca sus datos y se convierta de visitante a lead.

Los 3 “must” para captar leads de manera automática con Facebook Ads

#1. Página de aterrizaje o Landing page

Como sabes, una página de aterrizaje se centra en un único objetivo.

En tu caso, lo que quieres conseguir es que el visitante se suscriba a tu blog y que entre a formar parte de tu comunidad.

La landing page tiene un único objetivo, de forma que el usuario sólo puede hacer dos cosas: registrarse o irse.

Obviamente, vamos a poner todo de nuestra parte para que se quede 🙂

Por eso, le ofreceremos una propuesta atractiva y se lo pondremos muy fácil para que complete el proceso.

Lo óptimo es que incluyas un formulario de registro sencillo: nombre y correo electrónico.

Y que lo hagas en la parte superior de la landing, en la zona que se denomina “above the fold“, que es la parte del sitio web que los usuarios ven primero, sin necesidad de desplazarse hacia abajo con el ratón.

#2. Página de agradecimiento o Thank you page

El usuario interesado en tu lead magnet o imán completará el formulario para recibirla.

En el momento que envíe sus datos se encontrará con una página de gracias (o thank you page).

Como resultado de este proceso, conseguimos convertir a ese usuario que navega por la red en un lead (cliente potencialmente interesado en tus productos y servicios), del que tienes información suficiente para poder interactuar con él.

¿Por qué es tan importante? Por dos motivos.

  1. Continúas la conversación con tu cliente potencial y le indicas que has recibido sus datos y qué sucederá a partir de ese momento (si recibirá un email de confirmación, si puede descargar su lead magnet desde esta misma página, si recibirá una newsletter semanal, si tiene un descuento para uno de tus eBooks por nuevo suscriptor, etc.)
  2. Te permite instalar en ella un pequeño código que “registrará” cuántas personas están dejando sus datos en el formulario como consecuencia de tu campaña publicitaria.

Gracias al seguimiento que hacemos a través de esta página, podrás medir en todo momento el coste por lead que estás obteniendo.

#3. Campaña de Facebook Ads

Tal y como comentábamos antes, elegiremos como objetivo “Aumentar las conversiones en tu sitio web“.

Al pasar el cursor sobre la opción, aparece este texto sobreimpreso:

Usa el objetivo de conversiones en el sitio web para aumentar las acciones valiosas en tu sitio web“.

Una vez hagas clic en esa opción, verás esta otra pantalla:

campana-facebook-ads

Y aquí es donde necesitas elegir una conversión.

En este punto tenemos que detenernos en un aspecto esencial para medir la rentabilidad de tus campañas: el píxel de Facebook.

Para qué sirve el píxel de Facebook y cómo utilizarlo (sin volverte loco)


¿Cómo sabe Facebook que las personas que llegan a mi landing page lo hacen desde sus anuncios?

Gracias al píxel de Facebook, que es un código “invisible” que te permite realizar el seguimiento de tus conversiones.

Puedes ver cómo crearlo en esta página de ayuda de Facebook para empresas.

Además, también podrás medir diferentes eventos.

¿Y qué son los eventos? Son diferentes tipos de acciones que el usuario realiza mientras navega por tu web.

Puedes registrar, por ejemplo:

  • Usuarios que han visitado una página web.
  • Usuarios que han comprado un producto o servicio.
  • Usuarios que añadieron al carrito de compra un producto (en el caso de que dispongas de una tienda online).
  • Usuarios que completaron un formulario de registro (que es nuestro caso).

¿Por qué son tan útiles estos eventos? Porque conociendo el comportamiento de los usuarios, puedes crear a posteriori campañas específicas para públicos específicos.

En tu caso, podrías lanzar una campaña de retargeting a las personas que han accedido a la landing page pero no se han registrado.

Si tienes una tienda online, puedes lanzar una campaña a las personas que han añadido un artículo al carrito de la compra pero NO han completado el proceso de compra.

Como ves, las acciones de los usuarios van dejando una “huella” que nos permite medir la rentabilidad de cada una de nuestras acciones y que nos facilita que podamos presentarle los anuncios más adecuados según sus preferencias.

Una vez que has creado tu píxel (es un código único para cada cuenta publicitaria), tendrás que instalarlo en la/s páginas en las que necesitas registrar la actividad.

En tu caso, instalarás el píxel general en la landing page y una variación de ese píxel (un evento) en la thank you page, para poder medir las conversiones que consigues gracias al anuncio.

Si tienes conocimientos básicos de HTML, podrás hacerlo por ti mismo.

En caso contrario, envíaselo a tu programador web o a la persona que te lleve el mantenimiento.

Para añadir el píxel a tu sitio web, coloca el código entre las etiquetas <head> y </head> del código de la página web en la que quieras seguir las conversiones.

¿Qué aspecto tiene este código? Este:

<!– Facebook Pixel Code –>
<script>
!function(f,b,e,v,n,t,s){if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};if(!f._fbq)f._fbq=n;
n.push=n;n.loaded=!0;n.version=’2.0′;n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window,
document,’script’,’https://connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);fbq(‘init’, ‘tu código de anunciante va aquí‘);
fbq(‘track’, “PageView”);</script>
<noscript><img height=”1″ width=”1″ style=”display:none”
src=”https://www.facebook.com/tr?id=tu código de anunciante va aquí&ev=PageView&noscript=1″
/></noscript>
<!– End Facebook Pixel Code –>

Y el evento que insertarías en tu thank you page sería así (verás que hay una línea más de código con la secuencia fbq(‘track’, ‘CompleteRegistration’);:

<!– Facebook Pixel Code –>
<script>
!function(f,b,e,v,n,t,s){if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};if(!f._fbq)f._fbq=n;
n.push=n;n.loaded=!0;n.version=’2.0′;n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window,
document,’script’,’https://connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);fbq(‘init’, ‘tu código de anunciante va aquí‘);
fbq(‘track’, “PageView”);
fbq(‘track’, ‘CompleteRegistration’);
</script>
<noscript><img height=”1″ width=”1″ style=”display:none”
src=”https://www.facebook.com/tr?id=tu código de anunciante va aquí&ev=PageView&noscript=1″
/></noscript>
<!– End Facebook Pixel Code –>

Asegúrate de añadir este píxel en la página donde tiene lugar la conversión.

Es decir, este segundo píxel que incluye el evento de “completar registro” tendrías que insertarlo ÚNICAMENTE en la thank you page, no en la landing page.

Tu público objetivo

Seguimos avanzando.

Ahora llega el momento de seleccionar el público al que quieres mostrarle tus anuncios.

Y eso dependerá, en gran medida, del tipo de servicio que estés promocionando.

Como ves, tienes diferentes parámetros para elegir, desde lugar, edad, sexo, idioma y conexiones.

El más “potente”, junto con la ubicación (al tratarse de un negocio local), es la segmentación detallada, porque incluye datos demográficos, intereses y comportamientos, que te permiten centrarte en grupos de población muy concretos.

Esto es especialmente relevante en el caso de grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla.

La ubicación de tus anuncios

En este bloque podrás decidir dónde quieres que se muestren tus anuncios.

Y también puedes elegir si quieres que tus anuncios aparezcan en todos los dispositivos móviles, en móviles con sistema operativo Android o IOS.

El presupuesto de tu campaña

Por último, elige el importe que quieres invertir diariamente o en la campaña.

Con todos estos datos, crearás tu primer conjunto de anuncios.

Y, dentro de este conjunto de anuncios, tendrás que diseñar tus anuncios.

¿Te has quedado con ganas de más? Déjame un comentario y en las próxima entrega ¡seguimos avanzando! ☺

Ros Megías
De alma Mediterránea y fascinada por cómo internet ha revolucionado nuestras vida, recorro el mundo a golpe de clic (y en persona siempre que puedo). Me encanta provocar que las cosas sucedan. Y siempre lo hago con una sonrisa. Puedes encontrarme en “Seed Social Media”, donde ayudo a profesionales inquietas que quieren más visibilidad y mejores clientes, para que puedan disfrutar de sus negocios y del estilo de vida que se merecen.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x