Seleccionar página

Si ya tienes en marcha tu negocio online o estás pensando en emprender en Internet, debes saber que uno de los errores que con mayor frecuencia se cometen en estos casos es el de confiar en una solo producto o servicio como única fuente de ingresos.

Esta forma de actuar pone en verdadero peligro cualquier proyecto.

Ha llegado el momento de cambiar esto.

Te propongo cinco fuentes de ingresos pasivos que te ayudarán a reactivar tu negocio.

Estoy segura que tu propósito es conseguir tener un negocio rentable y sostenible para poder vivir mejor, con más libertad y, sobre todo, ser más feliz.

Cada vez somos más los profesionales y autónomos que decimos ser valientes y dar el gran salto hacia el emprendimiento digital.

Ser emprendedor digital, está “de moda”.

Todo indica que el crecimiento será imparable en los próximos años.

Para montar un negocio digital ya no es necesario un equipo enorme de personas para que tu idea sea real.

Tú con tus habilidades, tu valentía y tu determinación puedes crear el negocio que deseas.

Lo que parecía hace unos años podía parecer un sueño inalcanzable para muchos, ahora, gracias a Internet, es accesible y real para todas las personas que quieren monetizar aquello que les apasiona.

Sin embargo, nadie te prepara para trabajar bajo el techo de la inestabilidad.

Vivir de una pasión puede pasar de ser un sueño a un laberinto de interminables horas de trabajo, riesgos y presión del que cuesta salir.

Emprender supone hacer frente a la soledad, a los costes emocionales y algún que otro dolor de cabeza financiero.

Pero emprender en Internet es sin lugar a dudas uno de los viajes más interesantes que existe.

Sin embargo, para vivir de tu pasión y poder tener el estilo de vida que siempre has querido, inexorablemente necesitas estabilizar tus ingresos.

Ser emprendedor online y vender no tiene por que ser complicado.

En realidad, puede ser muy simple, siempre y cuando sepas qué hacer, estés dispuesto a esforzarte por conseguirlo y seas perseverante.

Nadie dijo que fuera fácil, pero tampoco imposible

Vender más y mejor.

Sin embargo, solo debes enfocar tus esfuerzos en captar a aquellas personas que verdaderamente están dispuestas a pagar por la solución que ofreces.

Aquellas que saben que les vas a mejorar su vida.

Sin embargo, descargar todo el peso en una sola fuente de ingresos no es la solución.

Imagina por un momento que todos tus ingresos provienen de solo servicio y esta fuente un día “se seca” porque tu cliente potencial ya no lo necesitan o, simplemente, porque eres tú quien decide que ya no quieres seguir ofreciendo ese servicio.

¿No crees que es muy arriesgado para ti y para tu empresa tener todos los “huevos en la misma cesta”?

Entonces,

¿Qué puedes hacer para conseguir más ingresos y seguir creciendo?

Cuando eres nuevo en el mundo de los negocios online, puede resultar complicado averiguar cuál es la mejor manera de conseguir ingresos y que además, esté alineada con tus objetivos y metas personales y profesionales.

En realidad, todos deseamos comenzar a ganar dinero tan pronto como sea posible.

Aunque no de cualquier forma ni a cualquier precio.

Por lo general, nos centramos en ofrecer un servicio concreto.

Pero no nos damos cuenta que podemos ofrecer la misma solución en diferentes formatos, con diferentes enfoques, enfocado en diferentes problemas y a diferentes precios.

De esta manera, es más fácil que tu cliente ideal pueda elegir el que más le convenga o se ajuste a su presupuesto y necesidades.

Crea tus propios productos y servicios que resuelvan problemas pero antes de lanzarlos, averigua si es lo que tu cliente necesita y si está dispuesto a pagar por ello.

Las 5 fuentes de ingresos pasivos que te ayudarán a vender más en tu negocio

Antes de ahondar en este tema, déjame explicarte algo sobre los ingresos pasivos.

Cada vez se habla más de ellos y sus beneficios como una manera de conseguir ingresos constantes en tu negocio.

Sin embargo, bajo mi punto de vista, existe un gran malentendido sobre qué significa en realidad los ingresos pasivos.

Existe el mito o la falsa creencia de que este tipo de ingresos se consiguen sin realizar esfuerzo.

Que es dinero rápido.

Mientras duermes.

De tal manera que el dinero aparece mágicamente en tu cuenta bancaria sin tener que mover un dedo.

Suena un poco increíble, ¿verdad?.

La realidad es que los ingresos pasivos necesitan tiempo y trabajo para desarrollarse y luego, dedicación para mantenerse en el tiempo.

Ahora por ejemplo, imagina que ya tienes tu negocio funcionando y lanzas un programa de formación online.

Necesitas, en primer lugar, una buena cantidad de tiempo y energía para desarrollar todo el contenido, materiales, videos, hojas de trabajo,…

De momento, no hay nada de pasivo, ¿cierto?.

Y en segundo lugar, una vez creado, tienes que lanzarlo, promocionarlo, entregarlo, hacer seguimiento, atender a tus clientes, tutorías, emails, etc.

Después sí.

Hay una etapa en la que puedes ganar dinero con una mínima parte del tiempo, energía y esfuerzo que utilizaste para crearlo.

Aún así, nunca hay descanso.

Aunque tu programa de formación se venda como churros, todavía tendrás trabajo por hacer.

Tendrás que actualizar el contenido, interactuar con tus clientes, cultivar tu comunidad y darlo todo de nuevo en cada lanzamiento.

La parte positiva es que todo estará basado en todo el trabajo que ya has realizado la primera vez.

Todo será mucho más fácil que cuando partíste de cero; cuentas con el impulso detrás de ti.

Todo fluye con mucho menos esfuerzo.

Así que en mi humilde opinión, si alguien te dice que puede ayudarte a hacer “ingresos pasivos” sin esfuerzo… es probablemente y casi con total seguridad, demasiado bueno para ser verdad.

Por el contrario, si alguien te ofrece la oportunidad de aprender cómo convertir tu tiempo y energía en un activo importante de tu negocio para convertirlo en un negocio escalable, entonces podrás experimentar los beneficios (y los ingresos) en los próximos años.

En lugar de una sola, es mejor tener varias fuentes de ingresos que se apoyen unas con otras para favorecer el crecimiento y escalabilidad de tu negocio

1. Ofrece un servicio de asesoría, consultoría, coaching o mentoring Premium

Si algo tenemos en común los emprendedores online es que no contamos con grandes presupuestos para empezar a rodar con nuestro negocio y necesitamos generar ingresos de forma rápida y constante. Ofrecer un servicio individual de alta calidad y gran valor, es la manera de conseguirlo.

Crea sesiones virtuales estratégicas con la que ayudar a tus clientes a resolver sus problemas o necesidades de forma directa y personalizada.

Aunque este servicio estaría mejor dentro de la categoría “vender tiempo por dinero” los servicios premium one-to-one centrados en solucionar problemas muy concretos, no tienen por que requerir de ti mucho más tiempo de lo que dura la sesión.

2. Vende tu propio eBook

Si la publicación de un libro en la forma tradicional te resulta complicado, la publicación de un libro electrónico es relativamente fácil como medio para resolver cualquier problema de tu nicho de mercado.

Muchos bloggers y profesionales los publican de forma gratuita, pero al mismo tiempo, también venden ebooks con información más completa por ser una de las maneras que menos costes de producción requieren. Una vez lo tienes listo, solo debes preocuparte de su promoción.

3. Crea un programa de formación online

Con los programas de entrenamiento en grupo puedes compartir los componentes fundamentales de tus servicios a través de una serie de temas o módulos que son entregados electrónicamente de forma regular en alguno de estos formatos de ejemplo:

  • Video
  • eBook
  • Mensajes de email
  • Webinars

Son los más complejos dentro de los productos de ingresos pasivos ya que requieren la mayor parte de tu esfuerzo en el desarrollo y puesta en marcha.

Pero una vez creados, tu labor estará centrada en encargarte de su promoción y distribución.

4. Haz Marketing de Afiliados

Es otra forma de generar ingresos pasivos ayudando a promocionar y vender productos de otras empresas o emprendedores.

Es el método más sencillo; cuando alguien se registra a través de tu enlace de afiliado, recibes una pequeña compensación económica en concepto de ingresos publicitarios.

Si tienes un blog u otro tipo de sitio web, puedes establecer enlaces de afiliados a diferentes servicios en la web que te encanten, que utilices en tu negocio y recomendarlos.

A este tipo de recomendaciones me gusta llamarlo, marketing de confianza.

5. Habla en público

A través de charlas, talleres, seminarios o conferencias puedes hacer llegar tu conocimiento y experiencia a una gran cantidad de clientes potenciales que además, pueden convertirse en clientes reales.

Tu esfuerzo se centra en preparar tu discurso para demostrar tu conocimiento y experiencia.

Es una de las estrategias de marketing más efectivas cuando se trata de atraer y captar más clientes en tu negocio.

CONCLUSIÓN

La mayoría de los emprendedores online que se ganan la vida ofreciendo servicios y/o productos digitales adecuados a las necesidades de sus clientes, lo hacen mediante el mantenimiento de varias fuentes rentables que aportan un flujo constante y confiable de ingresos. Hacerlo de este modo es un factor importante para seguir creciendo, de lo contrario, pones en grave riesgo tu futuro profesional y personal.

Virginia Jimenez
Asesora de Negocios Digitales. Trabajo con emprendedores digitales y profesionales de servicios que quieren dar un nuevo impulso a su negocio online y transformarlo en una empresa rentable. Con mi Programa [RE]ACTIVA TU NEGOCIO consiguen una estrategia planificada que les ayuda a ganar visibilidad en Internet para atraer más y mejores clientes a sus servicios y lograr la estabilidad económica que buscan.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x