Seleccionar página

A lo largo de estos años, estudiando, aprendiendo y poniendo en práctica diferentes métodos y estrategias para sacar adelante mi negocio, me he dado cuenta de que el 50% del éxito logrado depende esencialmente de tener una mentalidad emprendedora ganadora y positiva.

Todos nos hemos sentido en algún momento frustrados por que nuestros negocios no terminan de encauzarse por el camino correcto o ni siquiera llegan a tomar forma nunca.

Los clientes no llegan, las ventas no se producen y parece que todo el trabajo, tiempo. esfuerzo y dinero invertido no ha servido para nada.

Has probado todas y cada una de las estrategias, técnicas y consejos que se supone te ayudarán a llevar tu negocio donde tú quieres.

Aplicas todo lo que has aprendido de los mejores pero curiosamente a te no termina de funcionarte.

Y lo peor es que esta situación te han llevado en más de una ocasión a plantearte “echar el cierre digital” y te culpas a ti mismo por no tener éxito.

¿Te has sentido alguna vez así?

Verás, muchas veces somos nosotros quienes nos ponemos freno. Nos paralizamos, bloqueamos y sentimos miedo ante todos los desafíos a los que tenemos que hacer frente; algunos más grandes que otros, pero siempre están ahí.

Pero, ¿por qué necesito trabajar mi mindset si yo lo que quiero es tener más clientes e ingresos?

Si estás pensando que no tienes ningún reto mental al que enfrentarte o superar, detente un momento y piensa si, como emprendedor, reconoces alguno de estos puntos de resistencia o bloqueo en ti:

  • Miedo
  • Auto-sabotaje
  • Dudas de ti mismo
  • Aplazamiento
  • Distracción
  • Vergüenza
  • Derrotismo
  • Perfeccionismo

Estoy segura que puedes sentirte identificado con alguno de ellos.

No te engañes.

A mi me costó un tiempo darme cuenta.

Si tu mindset o mentalidad emprendedora no es la adecuada, todas la estrategias, la planificación y el marketing nunca serán suficientes.

Puedo garantizártelo.

Tu mentalidad emprendedora afecta a los resultados que consigues

La manera de pensar o la actitud mental habitual determina cómo vas a interpretar, responder o reaccionar frente a situaciones cotidianas o sucesos inesperados que se presenten.

Esto se conoce como Mindset.

Cuando estás al frente de un negocio necesitas superarte constantemente, mantener el foco, enfrentarte a miedos, adquirir nuevos hábitos positivos, desprenderte de creencias que te limitan y un sinfín de retos con los que lidiar a diario.

Todo ello con un propósito claro: transformarte en la persona que deberías ser para empezar a ver resultados.

Desarrollar una mentalidad emprendedora ganadora y positiva te ayudará a sacar lo mejor de ti y a tener la confianza necesaria para seguir adelante y conseguir aquello que más deseas y ambicionas.

Ahora te daré algunas razones por las que necesitas trabajar tu mentalidad emprendedora:

  • Te enfrentarás de la manera “adecuada” a cualquier reto u obstáculo y progresarás.
  • Avanzarás más rápidamente con tu negocio online.
  • Te sentirá mejor y capaz de lograr todo lo que te propongas.
  • Todo en tu vida comenzará también a cambiar y mejorar.
  • Entenderás que cualquier fracaso en tu negocio forma parte del aprendizaje y que no debes tomarlo como el final del mismo.
  • Estarás mejor preparado para hacer frente a nuevas oportunidades y desafíos.

El éxito comienza con una mentalidad emprendedora ganadora y positiva

Carol Dweck, destacada psicóloga e investigadora norteamericana, lleva toda su vida estudiando la relación entre el rendimiento y la actitud.

En sus investigaciones determinó que existen dos tipos de mentalidad: la mentalidad fija y la mentalidad de crecimiento. Ambas sirven para estructurar y guiar los comportamientos pero sólo la segunda conduce al éxito verdadero en todos los ámbitos de la vida.

Todo está recogido en su libro “Mindset: La actitud del éxito” que desde aquí te recomiendo. Puedes conseguirlo aquí.

Tener una mentalidad fija supone que nuestros talentos y capacidades son características estáticas y fijas que no podemos cambiar o mejorar de ninguna manera significativa.

Las personas con mentalidad fija tienen muy asumido quiénes son y cuáles son sus capacidades y se niegan a cambiar. Creen equivocadamente que el talento o la inteligencia son los responsables del éxito, incluso sin dedicación ni esfuerzo. Las cosas se consiguen simplemente por ser inteligente o ser experto en algo concreto.

Como creen que el éxito no está asegurado, evitarán cualquier desafío ya que tienen un gran miedo al fracaso ya que lo ven como una señal de su debilidad o escasa habilidad. En esencia, harán lo que siempre hacen para mantenerse a salvo, se rendirán antes cuando las cosas se pongan difíciles y nunca alcanzarán su máximo potencial.

Visualizan cualquier fracaso como un desastre y lo atribuyen a una falta de capacidad o inteligencia y por ello intentan evitar situaciones que puedan ser complicadas o puedan conllevar cualquier riesgo.

Mantener una mentalidad fija te impide disfrutar del camino, hacer frente a las críticas o lidiar con el éxito de los demás.

La mentalidad emprendedora fija es nuestra peor enemiga.

Por el contrario, desarrollar una mentalidad de crecimiento implica ver los retos y obstáculos como oportunidades de crecimiento y desarrollo, y el fracaso como un trampolín alentador para extender nuestras capacidades y una oportunidad de aprender y ganar en experiencia.

Las personas con una mentalidad de crecimiento están convencidas de que pueden mejorar gracias al esfuerzo.

En realidad, todo lo que acontece es percibido como una forma de desarrollo personal y empresarial. Es casi como una aventura.

Las habilidades y talentos más básicos son considerados como un punto de partida ya que creen que con trabajo, esfuerzo y dedicación pueden desarrollarse y mejorarse.

Desarrollar una mentalidad emprendedora de crecimiento te ayudará a enfrentarte a tus miedos para superar cualquier reto o desafío, a aprender de las criticas y ver el éxito de los demás como una inspiración y ejemplo a seguir.

En consecuencia, con una mentalidad emprendedora de crecimiento lograr mayores éxitos será mucho más fácil.

Como ves estas dos mentalidades reaccionan de manera muy diferente ante el fracaso y el éxito.

Dependiendo de si te mantienes en una mentalidad fija, o por le contrario, trabajas en el desarrollo de una mentalidad de crecimiento, tu comportamiento, los resultados y, en última instancia, tu capacidad para ser feliz, se verá afectada.

Los dos cambios más importantes para hacer crecer tu negocio y mejorar tu vida

La mentalidad o mindset es un factor determinante para cualquier emprendedor. Es uno de los pilares básicos para alcanzar un negocio y una vida de éxito.

La buena noticia es que cualquier persona puede aprender y desarrollar una mentalidad de crecimiento. Es importante saber que no importa en qué etapa te encuentres en la vida (personal y profesional); nunca es demasiado tarde para hacer un cambio.

De hecho, cualquier cambio en este sentido es posible, incluso el más simple de ellos puede ser todo un reto pero valdrá la pena y puede tener un impacto profundo en todos los aspectos de tu vida.

Por ese motivo, existen dos factores en relación al desarrollo de una mentalidad emprendedora ganadora y positiva en los que es necesario trabajar:

#1. El cambio de mentalidad

Como hemos visto desarrollar una mentalidad emprendedora ganadora y positiva incrementa tus oportunidades de éxito en todas las áreas de tu vida.

Aún así, es todo un handicap lograr una mentalidad de crecimiento. La mayoría de nosotros nos encontramos en una mentalidad fija y no somos conscientes de que rige nuestros comportamiento y dirige nuestras acciones.

Pero tampoco te alarmes, esto no es una sentencia de muerte.

Siempre es posible el cambio.

Pero tendrás que poner conciencia, tiempo y perseverancia en adquirir las habilidades que te ayudarán a convertirte en esa persona que logra lo que se propone, crece y mejora constantemente.

La mejor manera de lograrlo es mediante la práctica deliberada. Es decir, no se trata tan sólo de practicar o de echarle horas. Se trata de practicar concienzudamente.

Date cuenta que cualquier tiempo que dediques a practicar a conciencia cualquier aspecto que quieras mejorar (incluso lo que ya haces bien) te hará ser mejor en ello.

Debes actuar, dar pequeños pasos aún en contra de tus creencias y recordarte cada día que sí “aún” no has conseguido eso que tanto quieres, no significa que no lo puedas lograr en el futuro.

Quédate con la idea de que el cerebro, cómo cualquier músculo, cuanto más se utiliza más fuerte se hace y que serán tus acciones diarias las que te permitirán realizar el cambio de mentalidad.

#2. El cambio de actitud

Quizá te sorprenda saber que el éxito depende en gran medida de la actitud.

La actitud lo es todo.

Recuerda que el éxito es algo que se crea; no es algo que simplemente “suceda”. Así una actitud negativa disminuye las posibilidades de éxito y una actitud positiva lo genera.

Por eso, para poder desarrollar una mentalidad de crecimiento, es necesario realizar un cambio de actitud y la manera de ver el mundo.

Los emprendedores que consiguen más éxito son aquellos que tienen una mentalidad ganadora y una actitud positiva. Siempre hay excepciones, aunque es más probable que tengas éxito si tu mindset es fuerte y mantienes una actitud activa.

Echa un vistazo a este ejemplo de cómo funciona una mentalidad fija frente a una mentalidad de crecimiento y cómo determina tus actitudes.

mentalidad fija vs mentalidad de crecimiento

Como ves, la manera de enfrentarnos a los fracasos y el modo en cómo los gestionamos determina nuestros resultados.

Por eso, cuando tomas consciencia de tu propio modo de pensar es cuando puedes prestar atención a lo que te estás diciendo y empezar a cambiar tu monólogo interior de tal manera que tus creencias apoyen tus objetivos en lugar de obstaculizar su consecución. Y tu actitud, en consecuencia, también cambiará.

Sólo desarrollando una mentalidad que te haga creer firmemente en ti y sentirte seguro de tus posibilidades puedes lograr prácticamente cualquier meta que te propongas y encontrar la motivación y la fortaleza necesarias para seguir adelante cuando las cosas se pongan difíciles.

Y si te interesa mejorar tu mentalidad en mi guía “Life Plan: El Mapa de tu Vida” encontrarás todo lo que necesitas para desarrollar una mentalidad emprendedora ganadora y positiva y conseguir grandes resultados, en tu negocio y en tu vida.

¿QUIERES CAMBIAR DE RUMBO Y LOGRAR LA VIDA Y EL NEGOCIO QUE SIEMPRE HAS DESEADO?

Consigue gratis el primer módulo de El Mapa de tu Vida. El mejor método probado que te ayudará a:

Curso Gratis RE[ACTIVATE]
  • Conectar con tu propósito y tomar el control de tu vida para empezar a a vivir desde tu mejor versión dedicando tus días a hacer todo aquello que te apasiona y disfrutar del estilo de vida siempre has querido.
  • Trazar el mapa de ruta que te guíe hacia la vida y el negocio que quieres dejando atrás hábitos, creencias y pensamientos limitantes que te impiden avanzar hacia tus metas más importantes.
  • Descubrir el potencial que reside dentro de ti, aumentar la confianza y seguridad en ti mismo para lograr el éxito personal y profesional que te mereces y sentirte más libre, realizado y feliz.

Escribe tu nombre y tu correo y recibirás, de forma totalmente gratuita, el primer módulo del curso.

Ahora es tu turno.

¿Qué vas a hacer para desarrollar una mentalidad emprendedora positiva y ganadora? ¿Qué te frena, te detiene o impide conseguir lo que quieres?

¡Me encantará leerte en los comentarios!

Virginia Jimenez
Asesora de Negocios Digitales. Trabajo con emprendedores digitales y profesionales de servicios que quieren dar un nuevo impulso a su negocio online y transformarlo en una empresa rentable. Con mi Programa [RE]ACTIVA TU NEGOCIO consiguen una estrategia planificada que les ayuda a ganar visibilidad en Internet para atraer más y mejores clientes a sus servicios y lograr la estabilidad económica que buscan.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x