Mi negocio no funciona.

Creo que esta es la frase más temida por muchos de nosotros.

Todos empezamos con la motivación por las nubes, con mucha ilusión y con muchas ideas que poner en práctica.

Pero pasado un tiempo, cuando ves que no consigues los resultados que esperabas, lo que en un principio parecía una fantástica opción para conseguir más libertad, independencia y estabilidad económica se convierte en un mal sueño en el que terminas trabajando miles de horas, invirtiendo mucho esfuerzo y dinero para sacar adelante tu proyecto, sin apenas resultados.

Ves cómo otros profesionales de tu sector lo están haciendo bastante bien. Sus negocios crecen como la espuma mientras tú, haces todo lo que se supone que tienes que hacer, luchando por no echar el cierre digital y te preguntas:

¿qué están haciendo ellos que no hago yo? ¿qué tienen ellos que yo no? 

Al final, lo que suele ocurrir es que te desanimas, pierdes la confianza en ti, dudas de tus capacidades y piensas, con mucho dolor, que lo mejor es abandonar.

La cruda realidad es que la mayoría de emprendedores digitales no se preparan, se lanzan al vacío sin saber muy bien por dónde empezar o qué hacer.

Al cabo de un tiempo ven que su negocio no funciona, que no hay forma de lograr algún beneficio y se sienten perdidos porque no saben qué hacer para cambiar esta situación.

Creen que la culpa es de no haber implementado tal técnica o el método infalible de Fulanito, no haber puesto en práctica la última estrategia de moda o no haber actuado lo suficiente.

Pero la raíz del problema no está aquí.

Mi negocio no funciona: La verdadera razón de por qué no estás teniendo éxito y qué puedes hacer al respecto

La razón principal por la que muchos profesionales de servicios fracasan con sus negocios digitales es porque sus negocios no tienen unos cimientos sólidos.

Muchas veces damos mayor importancia a otros aspectos que dan forma a nuestro negocio o a las estrategias que debemos implementar antes que a establecer unas bases firmes sobre las que ir creciendo.

No estoy diciendo que por ejemplo, una página web profesional visualmente atractiva, unos textos que cautiven a tus clientes potenciales, una imagen de marca impecable o establecer las estrategias más adecuadas para generar clientes, no sean factores importantes. ¡Por supuesto que lo son! Pero probablemente no sean la causa principal de porque ahora mismo tu negocio no funciona.

Puedes tener todas estas cosas y aún así tener los pilares sobre los que cimentar tu negocio online mal planteados.

Pero, Virginia… ¿cuáles son esos cimientos de los que hablas?

  • Atraer a las personas adecuadas.
  • Ofrecer un servicio apropiado para esas personas.
  • Transmitir un mensaje coherente que impacte en ellas.

Créeme. Yo misma he fallado en estos aspectos hasta que tomé consciencia de la importancia que tenía y que debía solucionarlo si quería que mi negocio funcionase, fuese rentable y no se tambalease a la primera de cambio.

Así que si no estás logrando los resultados que esperabas en tu negocio online te invito a que revises estas 3 áreas sobre las cuales construirás el resto:

#1. Tu cliente: ¿Para quién trabajas?

Es la pregunta que todo negocio online tiene que responder en primera instancia. Incluso si aún no tienes clientes.

El escenario ideal sería que todo el mundo quisiera contratar tus servicios o comprar tus infoproductos, pero esto no funciona así.

Por este motivo el primer paso para establecer unos buenos cimientos en tu negocio digital es saber a quién vendes tus servicios y porqué.

Al tener claro quién es tu cliente ideal vas a poder conocer cuáles son sus problemas, cómo puedes ayudarle, qué lenguaje utiliza, cómo conectar con él, dónde encontrarle…

Sino tienes este aspecto claro, es imposible que las demás piezas de tu negocio encajen.

#2. Tu oferta: ¿Qué solución ofreces?

Lógicamente, una vez tienes claro quién es tu cliente ideal y conoces los problemas a los que se enfrenta, es el momento de presentar una solución de alto valor para resolver su mayor dificultad.

Porque el objetivo final de tu negocio es vender.

Sin ventas no hay ingresos. Sin ingresos no hay beneficios. Sin beneficios no hay negocio.

Y ante esto me gustaría que te quedases con esta idea:

Ni el mejor marketing del mundo conseguirá vender algo que las personas no quieren comprar o no necesitan.

Por esta razón, antes de lanzar tu oferta asegúrate que cumple estos tres requisitos:

  • Que haya personas interesadas en querer comprar lo que tú ofreces.
  • Que exista una necesidad o bien, crearla.
  • Que solucione un problema o mejore de algún modo la vida de tu cliente.

¿Cómo averiguarlo?

Piensa en los puntos de dolor de tu público objetivo y en cómo puedes resolverlos.

Piensa en cuál es el problema de tu cliente, si quiere resolver ese problema y qué solución puedes ofrecerle.

Piensa en el beneficio que se lleva y en el resultado que obtiene.

Si analizas estas tres cuestiones te darás cuenta de que, en realidad, tu misión es averiguar qué es lo que realmente quieren y darles lo que realmente necesitan.

#3. Tu propuesta única de venta: ¿Cuál es tu mensaje?

Internet ha creado una oportunidad inmejorable para la exposición de nuestros negocios y los servicios que ofrecemos. Sin embargo, muchos negocios no funcionan porque el mensaje que trasmiten es demasiado vago, generalista y difuso.

Las personas no gastan dinero en productos o servicios que no entienden. Si no comprenden el beneficio tangible que obtendrán si lo compran, no gastarán dinero.

Sino consigues que tu mensaje sea eficaz y trasmita el valor de lo que ofreces, lograr que tus potenciales clientes te presten atención será una lucha constante.

Pero si logras crear un masaje que trasmita el beneficio tangible que obtendrían al gastar su dinero contigo, todo lo que hagas será mucho más fácil.

Tu propuesta única de venta (PUV) es ese mensaje que hará que tu negocio destaque. Es lo que te diferencia y hace que ocupes un lugar especial en la mente de tus clientes potenciales.

Tu PUV puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Cuando estas 3 áreas de tu negocio encajan entre sí, estás más enfocado en lo verdaderamente importante y los resultados de tu negocio empezarán a mejorar.

Cuando identificas el problema, puedes rectificar

El hecho de que ahora mismo tu negocio no funcione y no te encuentres donde te habías imaginado, no significa que no puedas lograrlo.

El hecho de que no tengas suficientes clientes o incluso que aún no los tengas, no significa que tener un negocio próspero, lograr unos ingresos estables y sentirte satisfecho con tu trabajo esté fuera de tu alcance.

Simplemente significa que vas a tener que cambiar algunas cosas.

Porque emprender en Internet no es únicamente crear un negocio online.

Emprender significa buscar clientes y vender tus servicios, pero con cabeza.

¿Y qué necesitas para conseguirlo?

Un Plan que te ayude a dar los pasos correctos en tu negocio.

Por eso te cuento que he abierto inscripciones a mi nuevo servicio de consultoría individual: TU HOJA DE RUTA EMPRENDEDORA.

Para que sepas cómo llegar desde donde estás ahora, hasta donde quieres estar conociendo los pasos necesarios que necesitas dar para avanzar y crecer con tu negocio digital.

Hoja de ruta emprendedora

Voy a guiarte, asesorarte y acompañarte en esta aventura con un plan que te aporte claridad, tranquilidad y foco. Para que sepas cómo potenciar todo lo bueno que tienes, qué áreas necesitas mejorar y qué hacer para que tu negocio online despegue… ¡de una vez!.

Conseguirás una hoja de ruta personalizada y detallada que seguirás en los próximos meses con estrategias éficaces, útiles y probadas para dar a tu negocio online el impulso que necesita.

Y tú…

¿Estás decidido a dar a tu negocio online el impulso que necesita, dejar de perder el tiempo y elegir las mejores acciones para empezar a conectar, atraer y conquistar a los clientes con los que quería trabajar?

Me encantará leer tu respuesta en los comentarios.

Virginia Jimenez
Consultora de Marketing especialista en Negocios Online. Con mi trabajo ayudo tanto a emprendedores digitales como a profesionales del conocimiento preocupados por su falta de ventas en Internet a diseñar e implementar estrategias digitales eficaces, útiles y probadas para obtener los resultados que siempre han querido tener en sus negocios.

Únete a mi comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x