Seleccionar página

Seamos sinceros. El miedo a emprender es uno de los mayores temores al que nos enfrentamos.

La fuerza de querer dar el paso es intensa, sin embargo, hay algo que nos frena y nos impide hacerlo.

Quieres cambiar de rumbo.Tienes grandes planes para tu vida.

Reconócelo.

Seguir como hasta ahora no es una opción para ti.

Lo que tienes ahora no es lo que quieres. Llevas un tiempo dándole vueltas.

Virginia, ¿por qué no te decides de una vez?

Hace unos años este fue mi dialogo interior antes de tomar la decisión de emprender.

Quizá te resulte familiar o quizá no.

En cualquier caso, si estás leyendo esto ahora es porque aunque tienes claro que quieres emprender hay “algo” te lo impide.

¿Qué te detiene?
¿Que te frena?
¿Por qué no actúas?
¿Qué temes?

Se me ocurren varias razones por las que no te decides:

  • No sabes por dónde empezar.
  • No te consideras un experto.
  • No crees que funcione.
  • No quieres perder el dinero que inviertas.
  • No tienes claro qué camino debes seguir.
  • No sabes si serás capaz.
  • No te sientes merecedor de cualquier éxito.

Y seguro que se me escapa alguna más, así que estaré encantada si me ayudas a completar la lista dejando un comentario al final 😉

Sea cual sea tu razón, la cuestione es que…

Tienes miedo.

Miedo a equivocarte, a que tu idea de negocio no sea buena, a la competencia, a no vender, a no tener los suficientes conocimientos, a no tener clientes, a fracasar, a sentirte un fraude (síndrome del impostor), a perder lo que tienes ahora,…

Tienes miedo a emprender y que nada suceda como esperas o imaginas.

Pero el tiempo pasa y es algo que no se recupera jamás.

“Todo lo que quieres está en el otro lado del miedo.” – Jack Canfield

Si nunca lo intentas, nunca sabrás si estabas en lo cierto o no.

Y si lo dejas pasar, te perseguirá toda la vida.

No sé si has oido hablar del Efecto Ziegarnik.

La psicóloga Bluma Zeigarnik se interesó por este fenómeno al observar cómo un camarero era capaz de recordar fácilmente una larga lista de pedidos pendientes, y sin embargo, difícilmente recordaba los platos que acaba de servir. En 1927, Zeigarnik publicó un estudio acerca de este fenómeno, que posteriormente tomaría su nombre.

Básicamente define la tendencia a recordar tareas inacabadas o interrumpidas con mayor facilidad que las que han sido completadas.

En resumen…

Todo aquello que hayas dejado de hacer te perseguirá por siempre hasta que lo hagas.

Es más, está en la naturaleza humana terminar lo que comenzamos y si no está terminado, experimentamos algún tipo de malestar que se manifestará de diferentes maneras para recordárnoslo.

El miedo a emprender afecta a tus decisiones

El miedo nos acompaña siempre. Forma parte de nuestra naturaleza humana.

Está asociado al instinto de supervivencia.

Sin embargo, hoy en día, el miedo que sentimos a diario tiene muy poco que ver con la preservación de nuestra vida. Más bien está relacionado con nuestras fronteras imaginarias, con nuestras creencias.

¿Sabias que sólo el 20% de las personas que quieren cambiar lo consigue y que el 80% restante sucumbe a la presión de su mente y se queda como está?.

Esto sucede porque al cerebro no le gusta probar cosas nuevas; le gusta quedarse con lo que sabe que es seguro y fácil.

Si te fijas bien, todas las personas tenemos dos lados: uno que nos motiva y nos empuja a tener éxito y otro que nos frena principalmente por miedo.

Uno que quiere cambiar y transformar la realidad actual para avanzar, desarrollarse y crecer.

Y otro que no quiere ningún cambio porque se siente muy cómodo en ese área de bienestar conocida como la “zona de confort”.

Sin embargo, incluso cuando la necesidad o deseo de cambio es prácticamente imparable, está en nuestra condición humana permanecer en esta zona segura.

Ante cualquier intento de mejora, el miedo aparece.

El miedo hará lo imposible para no dejar que avances hacia lo desconocido.

Tirará de ti para que no cambies.

Ante cualquier gran meta u objetivo el miedo te arrastra, detiene y paraliza.

Lo hará a través de la pereza, la desidia, la duda, la indecisión…

Excusas

 

Probablemente más de una vez te has sentido así.

¿Pero sabes qué pasará si dejas que tu miedo a emprender gane esta batalla? Pues que te darás por vencido, te justificarás con excusas y te dirás a ti mismo para consolarte que ya buscarás un mejor momento en el futuro para intentarlo de nuevo.

Sin embargo, ese “mejor momento” puede no llegar nunca.

Justificarnos y posponer cualquier decisión para no actuar es algo que nos pasa a todos. Estamos tan acostumbrados a ello que creemos que es lo normal. Pero así se consigue poco.

Sí, el miedo es el mayor de nuestros enemigos. Pero siento decirte siempre estará presente e intentará detenerte.

Generalmente cuando tenemos este tipo de emociones negativas como el miedo intentamos que desaparezcan luchando contra ellas. En realidad, este es el camino equivocado.

Porque las emociones siempre son un reflejo de nuestros pensamientos. Cuando sientes una emoción es porque previamente has tenido un pensamiento o imagen que desata esa emoción, aunque no seas consciente de ello. Si esa emoción es negativa no es más que un aviso de hay algo que debes resolver.

De esta manera las emociones son un indicativo de los pensamientos que estás teniendo.

Y ante esto sólo tienes dos opciones:

Escuchar tus pensamientos para entender por qué se producen y actuar o sentarte a esperar y rendirte.

Depende de ti.

Las decisiones son avances. No lo olvides.

El miedo (sea el que sea) siempre estará ahí, esperándote. Por eso ahora no se trata de eliminar el miedo a emprender sino de aprender a gestionarlo, afrontarlo y avanzar por el camino que quieres a pesar de él.

Veamos cómo.

5 pasos para superar el miedo a emprender un negocio online

Si me sigues desde hace un tiempo ya sabrás que para mi el emprendimiento es el mejor vehículo para el crecimiento personal y la única manera de lograrlo es saliendo fuera de nuestra zona de confort y empezar a hacer todo aquello que nos da miedo.

El miedo como emoción se puede gestionar de diferentes maneras y técnicas. Pero hoy lo resumiré en 5 pasos que a mi siempre me dan resultado y que considero fundamentales a la hora de superar el miedo a emprender:

#1. Recupera la confianza en ti

Aunque podría ser una obviedad, no siempre es así.

Por eso no podía dejar de mencionarlo en primer lugar.

El primer paso lógico para superar el miedo a emprender es conocerte. Y conocerte bien. Nadie mejor que tú para saber quién eres, qué eres capaz de hacer y que no.

En el camino encontrarás muchas personas que te dirán que no lo hagas, que no serás capaz o, simplemente, que no lo conseguirás. Por eso es importante que tengas el valor suficiente para confiar en ti mismo. Pase lo que pase, encontrarás una manera de hacer que funcione. Ya lo verás.

#2. Reconoce que tienes miedo

Muchos de nosotros dejamos que el miedo nos paralice porque no nos gusta sentir ese miedo. Parece una paradoja pero es la realidad.

En cambio, cuando reconoces que tomar la decisión te aterra y te das permiso para sentir el miedo, te darás cuenta de que se disipa más rápidamente y de repente la situación se hace más manejable.

#3. Identifica las falsas creencias que impiden actuar

Como hemos visto antes, con frecuencia, los miedos están basados en creencias falsas o pensamientos catastróficos.

Identifica estos patrones de pensamiento, empieza a cuestionarlos y reflexiona sobre el riesgo real. Date cuenta que el peor de los casos es altamente improbable.

Si identificas qué es lo que te está reteniendo, podrás encontrar la forma de hacerle frente y despejar el camino hacia el negocio que quieres. Es determinante para superar tu miedo.

¿Qué parece si hoy empiezas a sustituir “voy a pensar” por “voy a decidir”?

SI quieres profundizar más en este tema, te recomiendo mi guía-curso Life Plan: El Mapa de tu Vida.

¿QUIERES CAMBIAR DE RUMBO Y LOGRAR LA VIDA Y EL NEGOCIO QUE SIEMPRE HAS DESEADO?

Consigue gratis el primer módulo de El Mapa de tu Vida. El mejor método probado que te ayudará a:

Curso Gratis RE[ACTIVATE]
  • Conectar con tu propósito y tomar el control de tu vida para empezar a a vivir desde tu mejor versión dedicando tus días a hacer todo aquello que te apasiona y disfrutar del estilo de vida siempre has querido.
  • Trazar el mapa de ruta que te guíe hacia la vida y el negocio que quieres dejando atrás hábitos, creencias y pensamientos limitantes que te impiden avanzar hacia tus metas más importantes.
  • Descubrir el potencial que reside dentro de ti, aumentar la confianza y seguridad en ti mismo para lograr el éxito personal y profesional que te mereces y sentirte más libre, realizado y feliz.

Escribe tu nombre y tu correo y recibirás, de forma totalmente gratuita, el primer módulo del curso.

#4. Imagínate superando el miedo a emprender

Ahora que comprendes mejor tu miedo, piensa en aquello que quieres conseguir.

Imagina como te sentirías si pudieras dejar atrás la ansiedad, el estrés, la indecisión, la duda, la inseguridad….

Imagina como sería poder darle la vuelta y dar ese paso definitivo con determinación y seguridad.

Imagina todo lo que conseguirías si tu autoestima y la confianza en ti mismo no tuviera límites.

Visualízate en el futuro con tu negocio ya en marcha y que todo lo que has imaginado hasta ahora es una realidad.

¿Cómo hiciste para que ocurriera?

¿Cómo te sientes al haberlo logrado?

Fantasticamente bien, ¿verdad?

Entonces piensa… ¿qué es lo peor te que podría suceder si das el paso? ¿y lo mejor?

#5. Imagina qué sucedería si no vences el miedo a emprender

Sabes lo que tienes que hacer, sabes que es bueno para ti, que es tu sueño, sin embargo, te sientes incapaz de hacerlo.

Esta falta de acción te genera estrés y, sobre todo, culpa.

Por eso es tan importante evitar a toda costa convertir cualquier objetivo en un acto fallido.

Te propongo un ejercicio.

Imagina que han pasado 12 meses y no has conseguido nada de lo que querías simplemente porque no has tomado una decisión hoy.

¿Dónde estás? ¿Cómo te sientes?

Recuerda que las únicas personas que no fallan son aquellas que nunca se arriesgan. Pero son también los que nunca serán capaces de experimentar la libertad y la emoción de ser dueños de su propio negocio.

La mejor manera de aprender es haciendo, y la mejor manera de superar el miedo a emprender es simplemente dando el paso.

Espero que ahora sepas cómo afrontar ese miedo a emprender que impide que te muevas y avances.

Te toca a ti…

¿Cuál es el mayor miedo al que te enfrentas o has enfrentado a la hora de emprender? ¿Cómo lo afrontas?.

Te espero en los comentarios.

Virginia Jimenez
Asesora de Negocios Digitales. Trabajo con emprendedores digitales y profesionales de servicios que quieren dar un nuevo impulso a su negocio online y transformarlo en una empresa rentable. Con mi Programa [RE]ACTIVA TU NEGOCIO consiguen una estrategia planificada que les ayuda a ganar visibilidad en Internet para atraer más y mejores clientes a sus servicios y lograr la estabilidad económica que buscan.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x