La mayoría de emprendedores digitales tenemos miedo a vender. Culturalmente hemos aprendido a sentirnos incómodos con todo lo relacionado con el dinero.

Pero cuando estás tú sólo al frente de tu negocio online y quieres que salga adelante, es necesario perder este miedo natural a las ventas de una vez por todas.

¿Quieres saber cómo?

Tener miedo a vender es mucho más común de lo que puedas pensar. En realidad, es en el proceso de venta, dónde la mayoría de los emprendedores digitales tenemos una lucha constante.

¿Sabes por qué?

Porque a nadie le gusta pedir dinero.

Incluso aunque sea por su trabajo.

Especialmente si nunca lo has hecho antes.

Por desgracia, este miedo nos paraliza y nos aleja del crecimiento de nuestra empresa.

Nos aterra vender.

Huimos de esta palabra como si de la peste se tratara.

No tiene sentido.

Tu negocio online tiene que vender por una simple razón: Cumplir tu misión.

No empezaste esta aventura sólo por dinero, ¿verdad?. Lo hiciste por una razón mucho más poderosa: transformar y mejorar la vida de las personas. Esta es tu misión. Cuantas más personas mejor. Cuanto más impacto positivo generes, más vidas transformadas.

Y para lograrlo necesitas crecer, abarcar más mercado, encontrar más personas a las que ayudar,…, y vender.

Piensa sino en toda la inversión en conocimiento y formación que has hecho hasta ahora en tu negocio para intentar lograr tu misión, para mejorar y ofrecer lo mejor de ti a tu audiencia.

Mucho, ¿verdad?.

Entonces, ¿por qué tanto miedo a vender? ¿por qué tanto miedo a ser tú quién esté al otro lado?.

La buena noticia es que hay una manera de vender y controlar ese miedo al mismo tiempo. Es más…

Aunque no lo sepas, ya eres un vendedor

Nos guste o no, todos somos vendedores.

Si lo piensas bien, en realidad, siempre estamos utilizando el arte de la persuasión a nuestro favor. Incluso aunque no sea necesariamente para recibir dinero.

Continuamente estamos influyendo a otras personas para que hagan algo que queremos, deseamos o necesitamos. Cuando intentas convencer a tu pareja de ir a ver esa película que no quieres perderte o cuando en un día de lluvia, no te apetece sacar al perro y le pides que lo haga.

Seguro que puedes imaginar diferentes situaciones en las que has utilizado tu poder de persuasión.

Cuando te des cuenta que la venta forma parte de tu día a día, habrás dado el paso más importante para superar ese miedo a vender que te impide salir a la palestra.

Porque al final, más allá de la persuasión, todo se reduce a la capacidad que tenemos de comunicarnos de manera efectiva y honesta con las personas.

La única manera de perder el miedo a vender es empezando a vender

Si tu objetivo es conseguir mayor libertad e independencia a través de tu propio negocio sólo puedes lograrlo haciendo dinero.

Tienes el deseo sincero de ayudar a la gente, pero esto no significa que no puedas cobrar un precio justo por tus productos y servicios.

Si tienes un negocio online, o estás a punto de tenerlo, y hay algo que debes poner en práctica desde el principio es dejar a un lado la vergüenza por vender o recomendar algo que sabes a ciencia cierta que va a poder ayudar a tus potenciales clientes.

Y sólo hay una manera de conseguirlo:

Ponerte en acción y salir de tu zona de confort para enfrentarte a tus miedos.

Siento decirte que no hay otra manera.

Sí, vale Virginia, todo esto está muy bien pero ¿qué pasa si no tengo experiencia vendiendo, si nunca antes lo he hecho?.

No importa.

Se puede aprender.

De hecho es una habilidad y todo el mundo puede adquirirla.

Yo también he tenido que aprender partiendo de cero. Sin nunca antes haber vendido nada a nadie.

La única manera de aprender es practicando, practicando y practicando.

Verás como entonces, con el tiempo y la práctica ese miedo a vender desaparece y cobrar lo que te mereces como profesional, ya no supondrá tanto esfuerzo.

Cómo puedes aumentar tus ingresos y dejar a un lado el miedo a vender

¿Sabías que un cliente potencial tiene que estar expuesto a un producto o servicio al menos entre 5 y 7 veces antes de tomar una decisión?.

Y la única manera de lograr que finalmente se decida por ti es estableciendo una relación de confianza en la que ambas partes ganan.

Sí, vale, suena tenia, pero ¿cómo me gano su confianza?.

No creo en las fórmulas mágicas pero sí es cierto que hay una cuantas pautas que pueden facilitar el proceso de venta. Rescato para ti las 5 más importantes:

#1. Muéstrate accesible y disponible y ellos te lo agradecerán



Cuando te interesas por las personas que se interesan por ti y te centras en construir relaciones, éstas son más propensas a seguir todo lo que haces y, a finalmente, comprar algo tuyo.

Relaciones de confianza

#2. Trata de ayudar siempre que puedas incluso aunque no estén interesados en comprarte

¿Quién sabe si más adelante van a decir “sí” a tu oferta?

Las personas aprecian el tiempo y esfuerzo que puedas dedicarles desinteresadamente.

Seguramente terminarán buscando las maneras de poder compensarte.

#3. Entiende las necesidades de tu cliente potencial

Si te pones en la piel de tu cliente ideal y conoces al dedillo todo lo relacionad con él, es difícil que rechace algo que pueda ayudarle a satisfacer tus necesidades, ¿no crees?.

Cuando conoces bien a tu cliente ideal y prestas atención a sus puntos de dolor, eres capaz de crear productos y servicios pensados para ellos y es mucho más fácil que acepten lo que les ofreces.

#4. La venta y la educación van mano a mano

Las personas no se interesan en saber porque es tan bueno o cuáles son las maravillas de tu oferta. Sólo quieren saber cómo vas a ayudarles y porqué deben confiar en ti.

Enfócate en enseñarles cómo puedes resolver su problema y qué beneficios lograran si lo hacen contigo.

#5. Sé honesto y proporciona valor real

Aunque a veces puedan darnos gato por liebre, las personas somos capaces de detectar la autenticidad de algo o de alguien con suma precisión.

Es mucho más fácil vender algo cuando tú tienes la certeza de que lo que estás ofreciendo va a proporcionar un alto valor a tu cliente.

Cuando estás convencido de ello, confías en ti, eres honesto y así lo transmites, se van a dar cuenta de ello. Te lo aseguro.

Por el contrario, si ni siquiera tú eres capaz de ver el valor de tu oferta o tratas de engañarlos, se percatarán al instante.

Establece conexiones con tus posibles clientes y gánate su confianza. Es la manera más eficaz de hacerles ver que tus servicios son lo que necesitan para resolver sus problemas. De este modo te prestarán más atención, y sí, en última instancia, te comprarán y tu incómodo miedo a vender se irá disipando.

Ahora te toca a ti

 ¿Por qué crees que vender nos hace sentir tan incomodos? ¿Qué consejos darías a aquellas personas que tienen miedo a vender?

Sigue la conversación y deja un comentario.

Virginia Jimenez
Consultora de Marketing y especialista en Negocios Online. Con mi trabajo ayudo tanto a emprendedores digitales como a profesionales del conocimiento preocupados por su falta de ventas en Internet a convertir cliente ideales en clientes finales gracias a un modelo de negocio que permite generar ingresos constantes y poder así disfrutar de más tiempo, más libertad y menos estrés.

Únete a mi comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x