Seleccionar página

Cuando se trata de perseguir nuestras metas y sueños, estamos tan asustados, que el miedo al fracaso nos detiene. Este temor paralizante aparece cada vez que pensamos en hacer algo fuera de la zona de confort.

Tienes miedo a fallar, y esto te ahoga, tiene control sobre tu vida, te impide llevar a cabo cualquier acción que quieras emprender, y por lo tanto evita que logres el éxito y la vida que quieres.

Pero… ¿cómo superar el miedo al fracaso?

El miedo forma parte de nuestra naturaleza.

Sin embargo, es un destructor de sueños.

Miedo a no ser capaces, miedo a tomar las decisiones equivocadas, miedo a lo que otros puedan pensar de nosotros,…

Pero sobre todo, tienes miedo de equivocarte sobre ti mismo.

Tal vez, esa aspiración de emprender con tu negocio y triunfar es solo fruto de una ilusión. Tal vez tus ideas son ridículas, y todo el mundo está esperando a que te equivoques, o tal vez simplemente convertirte en un emprendedor de éxito es sólo una fantasía.

Sólo tienes una pregunta en mente… ¿Por qué tengo miedo al fracaso?

El miedo gobierna sobre nuestras acciones

Afecta a cada una de las decisiones que tomamos en el camino hacia nuestros objetivos.

Todo lo que hacemos y lo que evitamos hacer está dirigido a evitar que fracasemos.

Y es que a nadie le gusta fallar.

Fallar no es divertido.

Pero, el fracaso es ambiguo y subjetivo porque no se rige bajo la misma perspectiva o está al mismo nivel para todo el mundo.

Fracasar, dependiendo de cada persona, puede ser diferentes cosas: Darte cuenta de que no vives tu vida de la manera que querías, no tienes éxito en tus planes, o has tocado fondo por completo, por poner algunos ejemplos.

Y es que todo fracaso, además, conlleva una decepción.

Ese sentimiento que a pesar del esfuerzo, nada ha salido como se esperaba y provoca una sensación que te impide incluso intentarlo de nuevo.

Es por esto que el miedo a fracasar, es el peor temor de todos y lo utilizamos a menudo como excusa para posponer las cosas o no hacer nada para mejorar nuestra situación.

Porque seamos sinceros, a todos nos gustaría que nuestros planes salieran bien.

Pero para avanzar hacia ese éxito es necesario salir de la zona de confort.

Y es que lo que rodea a la zona de confort no es un lugar cálido y apetecible. Por eso intentamos evitarlo.

Sin embargo es el lugar donde las cosas suceden y se mueven.

Es donde, sin más remedio, tienes que actuar, probar y equivocarte para avanzar.

Porque es así como resolvemos la mayoría de los problemas en nuestra vida.

Con el ensayo y el error.

No obstante, muchas personas no dan el paso hacia el “ensayo” porque tienen demasiado miedo de experimentar el “error”.

Y es que existe la creencia que el error es algo incorrecto y dañino, cuando en realidad, es útil y necesario.

Un error no es fallar, es sólo un paso más en el camino hacia el éxito. Tú éxito

Ahora piensa en cuánto tiempo tardas en pasar de estar emocionado a la desesperación simplemente por pensar que aún no estás preparado para tener, por ejemplo, tu propio negocio online y que sea rentable.

Es probable que hayas llegado a esta conclusión pensando que hay otras muchas personas mejores que tú.

Pero antes de que sigas con ese pensamiento es importante detenerlo, evitarlo y no dejarte llevar por él.

Somos muchos lo que ya hemos pasado por esta etapa de compararse con otras personas que tienen sus negocios funcionando y han logrado resultados haciendo lo que nosotros queremos hacer.

Sin embargo, para poder avanzar tienes que entender que ese sentimiento de inseguridad que te invade es totalmente normal. Pero no por ello tienes que dejar que domine tu mente.

Porque la mente es un lugar muy extraño.

Y muy a menudo cuando quieres hacer algo increíble, puede empezar a sabotearte.

¿Por qué?

Bueno, pues porque si eres como la mayoría de las personas, habrás crecido con la creencia de que tus acciones siempre tienen que estar encaminadas hacia “cómo debería ser tu vida”.

Me explico.

Lo habitual es que ya desde pequeños hayamos comprado el pack exclusivo de vida estándar. Sí ese que nos han enseñado que debemos estudiar un profesión con futuro, para tener un trabajo para toda la vida, casarte y tener hijos a una cierta edad y una vez, retirado y jubilado, empezar a llenar tu tiempo libre con actividades que te hagan disfrutar del merecido descanso.

Y sobre todo, no hacer nunca nada extraordinario en tu vida que cambie ese status no vaya a ser que… ¡salga mal!

No obstante, con frecuencia sentimos una ardiente necesidad de perseguir un sueño, una pasión, de ir en busca de la felicidad plena y constante para dar más sentido a nuestras vidas.

¿QUIERES CAMBIAR DE RUMBO Y LOGRAR LA VIDA Y EL NEGOCIO QUE SIEMPRE HAS DESEADO?

Consigue gratis el primer módulo de El Mapa de tu Vida. El mejor método probado que te ayudará a:

Curso Gratis RE[ACTIVATE]
  • Conectar con tu propósito y tomar el control de tu vida para empezar a a vivir desde tu mejor versión dedicando tus días a hacer todo aquello que te apasiona y disfrutar del estilo de vida siempre has querido.
  • Trazar el mapa de ruta que te guíe hacia la vida y el negocio que quieres dejando atrás hábitos, creencias y pensamientos limitantes que te impiden avanzar hacia tus metas más importantes.
  • Descubrir el potencial que reside dentro de ti, aumentar la confianza y seguridad en ti mismo para lograr el éxito personal y profesional que te mereces y sentirte más libre, realizado y feliz.

Escribe tu nombre y tu correo y recibirás, de forma totalmente gratuita, el primer módulo del curso.

Pero cambiar de rumbo da miedo.

Creemos que dando ese paso hacia la vida que queremos y nos merecemos vamos a perder todo lo conseguido hasta ese momento.

Y al final, ¿que ocurre?.

Nada.

Que te quedas con tu vida estándar.

Llegados a este punto, me pregunto algo sobre ti….

¿Por qué tienes miedo a dejar atrás todo aquello que te disgusta y te hace infeliz por algo que realmente te apasiona?

¿Por qué pones excusas para no perseguir tus sueños y empezar a hacer aquello que realmente te hace sentir más vivo?

¿Por qué que te quedas paralizado sin hacer nada dejando que el tiempo y los días pasen sin más?

Por miedo.

Miedo al fracaso, más concretamente.

Pero ¿sabes una cosa?…

Todo ese miedo sólo está en tu mente.

Porque todo eso que resuena en tu cabeza acerca del fracaso, contratiempos, excusas o impedimentos, estás basados en hechos que, en realidad, ni siquiera han sucedido.

Todo es falso y está en tus pensamientos.

Ahora te pregunto a ti:

¿Cómo puedes estar tan seguro de que vas a fallar?

¿Cómo sabes que no vas a ser capaz de lograr lo que te propongas?

 “Sólo hay una cosa que hace que un sueño imposible de alcanzar: El miedo al fracaso” – Paulo Coelho

Si hay algo que sí es verdad y real es que lo único que te impide conseguir lo que quieres es todo aquello que te dices a ti mismo sobre porqué no puedes lograrlo.

El problema es que, antes siquiera de empezar a intentarlo, muchos de nosotros tenemos dudas sobre nuestra capacidad de hacer lo que nos gusta.

Estamos preocupados y vacilantes para probar algo diferente.

Y es entonces cuando el Sr. Auto-sabotaje hace acto de presencia.

Aparecen los pensamientos y comportamientos que nos mantiene alejados de lo que más deseamos en la vida.

Aparecen los obstáculos que nosotros mismos nos ponemos y que nos frenan en el avance hacia nuestra meta.

Veamos cuáles son…

Los 3 obstáculos que te impiden avanzar y alimentan tu miedo al fracaso

Cuando alguien se suscribe a mi lista de correo, lo primero que hago para conocer mejor sus inquietudes y necesidades, es preguntar:

¿Cuál es el problema nº1 al que te enfrentas en estos momentos y que te impide poner en marcha tu proyecto?

Y lo sorprendente, es que cada semana las respuestas se repiten y la gran mayoría de de ellas se centran en estos 3 principales obstáculos:

#1. No estoy preparado

Todos hemos tenido esta sensación en más de una ocasión.

Pensando en cómo seremos capaces de competir con aquellos que llevan mucho más tiempo y se han convertido en referentes.

Nos preocupa los que otros puedan pensar si fracasamos.

Pero déjame decirte que no estás compitiendo con nadie.

Cada negocio es diferente a su manera, es decir, tu mensaje, tus servicios, la forma en la que trabajas con tus clientes,…

En realidad, sólo hay una persona que pueda hacer todo como tú lo haces.

Tú.

Para poder dar el paso definitivo hacia la vida y el negocio que quieres necesitas creer en ti.

Y la mejor manera de solventar este primer obstáculo es empezar a cambiar ese diálogo interno y decirte a ti mismo que eres fabuloso y puedes hacer un trabajo increíble.

#2. No tengo tiempo

Una lista de tareas cargada de cosas por hacer puede ser realmente abrumadora.

Aunque parezca paradójico, este es el punto en el que muchos se dan por vencidos y deciden abandonar.

Pero la única forma de salir de ese estancamiento y empezar a hacer lo que es verdaderamente importante es organizándote y priorizando aquello que tienes que hacer sí o sí.

Porque muchas veces la sensación de pensar qué es lo que “deberíamos” hacer nos hace perder el foco sobre nuestros objetivos. Así que olvídate de todo lo que “deberías hacer” y empieza a pensar en todo lo que “vas a hacer”.

¡Y hazlo!

#3. No tengo dinero

Este es sin duda un gran mito en relación a emprender un negocio en Internet.

Porque en realidad, no necesitas contratar los mejores profesionales para dar vida a tu proyecto profesional.

Puedes comenzar con lo básico e ir mejorando poco a poco.

Así hemos empezado la mayoría.

Puedes contratar un alojamiento web, comprar un plantilla y empezar con tu blog hoy mismo… si quieres.

Aunque lo que no recomiendo en absoluto es escatimar en la formación. Aprender de aquellos que ya tienen el conocimiento para saber qué hacer o no en tu proyecto, no tiene precio.

Yo por ejemplo sigo invirtiendo cada año en actualizar mis conocimientos con los mejores profesionales.

¿Cómo vencer el miedo al fracaso e ir a por todas?

Hoy quiero compartir contigo una serie de estrategias que te permitirán dejar de lado cualquier temor y avanzar con firmeza y confianza hacia la felicidad que mereces y deseas.

Estas claves están basadas tanto en mi experiencia y en lo que yo he vivido, como en los testimonios que he recogido de otros profesionales y espero sinceramente que puedan ayudarte a superar el miedo al fracaso.

#1. Ten claridad sobre tus objetivos

Cuando no sabes dónde quieres ir o qué quieres conseguir es difícil saber qué camino tomar, que pasos dar o, simplemente, qué hacer.

Así es fácil sentirse inseguro, confundido y temeroso.

En cambio, cuándo tienes claro qué quieres tu confianza aumenta.

Te propongo un plan:

Empieza por escribir tus metas y lo que quiere lograr en los próximos meses.

Luego divide estos grandes objetivos anuales en objetivos más pequeños a lograr cada mes y a su vez, ve dividiéndolos en pequeñas tareas que irás realizando cada semana, y al final, cada día.

Cuanto más pequeñas sean las tareas más fácilmente lograrás terminar con ellas.

Recuerda que cada meta alcanzada es un éxito conseguido.

#2. Visualiza los obstáculos

Como ya hemos visto, fallar y equivocarse no tiene porqué ser algo negativo. Forma parte del aprendizaje, el camino y el éxito.

De hecho, estamos tan acostumbrado a pensar que el fracaso es lo contrario del éxito, que pensamos que si no logramos todo lo que nos proponemos, simplemente no hemos conseguido nada.

Pero no.

Lo contrario al éxito es no hacer nada. Fracasar implica haber tomado una decisión, actuar y seguir un plan aunque el resultado no haya sido como esperabas.

De este mismo modo, los obstáculos y retos tampoco tienen porque ser negativos si conoces a qué te enfrentas.

Así sabrás cómo superarlos.

Haz este pequeño ejercicio:

Piensa en una situación en la que el miedo al fracaso te ahoga.

Visualízate frente al obstáculo y siente ese miedo.

A continuación, visualízate a ti mismo avanzando y superando ese obstáculo.

Verás como después te siente muchos más tranquilo y con fuerza de luchar por lo que quieres.

Esto sucede por que cuando equilibramos la visualización de cualquier obstáculo futuro con el pensamiento positivo de haberlo superado es más fácil hacerles frente y el miedo disminuye significativamente.

Repite este ejercicio cuantas veces seas necesario y verás como poco a poco vas avanzando hacia tus objetivos.

#3. Siente el miedo y respira

¿Sabías que aquello que piensas y sientes – creencias y emociones – afecta a tu mundo exterior y a tu comportamiento?.

Así es normal que dejemos que el miedo nos paralice simplemente porque no nos gusta esa sensación. Preferimos no hacer nada antes que sentir cualquier clase de miedo.

Pero…

¿qué pasaría si te das permiso para sentir ese miedo cuando estás a punto de entrar en una situación que temes y escuchas a tu cuerpo?

Simplemente te darás cuenta de que tiendes a respirar superficialmente. Es una respuesta psicofisiológica ante ciertos estímulos reales o imaginaros. No te asustes, es algo normal.

¿Cómo puedes evitarlo?

Trabajando la respiración profunda.

La respiración profunda reduce la ansiedad, elimina la tensión muscular, aumenta la circulación de sangre y el oxígeno en el corazón y cerebro. Te aseguro que con la práctica te sentirás más tranquilo y sosegado.

La próxima vez que estés estresado o temeroso ante algo que no sabes cómo resolver realiza este ejercicio:

Busca un lugar tranquilo.

Escucha a tu cuerpo e identifica dónde sientes más rigidez o tensión.

A continuación, empieza a respirar de forma profunda durante un par de minutos manteniendo la concentración únicamente en inspirar y espirar.

Después de ese tiempo, lo más probable es que tus sensaciones y sentimientos hayan cambiado.

Te darás cuenta de que se tu miedo se disipa rápidamente y de repente la situación te parece más manejable.

Recuerda que cuanto más practiques más fácilmente entrarás en un estado de calma y podrás enfrentarte a este miedo al fracaso con mayor fuerza.

#4. Pasa a la acción

El miedo al fracaso siempre va estar presente.

Es algo que no podemos obviar.

Sin embargo, ¿no crees que el miedo a no poder vivir la vida que tú quieres da más miedo aún?

Para poder disfrutar realmente de aquello que amas y te apasiona hay que arriesgarse y actuar.

Esto es así.

Es la única manera de conseguir aquello que realmente quieres y deseas.

Al fin de al cabo la vida es un aprendizaje e, independientemente del resultado final, la experiencia y el camino recorrido hasta ahora es lo que te ha convertido en la persona que eres hoy.

Cada obstáculo, cada error y cada fracaso es una oportunidad para aprender, crecer y mejorar. Siempre.

Empieza a pensar y creerte de verdad que eres merecedor de lo que ahora quieres.

Recuerda, entiende y acepta que puedes fallar.

Si no lo intentas, nunca sabrás si tu vida puede ser todavía mejor.

Superar el miedo al fracaso es una lucha a la que nos enfrentamos todos los emprendedores digitales.

El miedo siempre estará ahí, pero no permitas que sea el motivo o la excusa para sentirte insatisfecho y no hacer nada para cambiarlo.

Dime… ¿tú también sientes o has sentido miedo al fracaso? ¿cómo lo afrontas?

Estoy segura que tu experiencia nos servirá de aprendizaje a todos y ayudará a alguien que esté pasando por algo similar en este momento.

Virginia Jimenez
Asesora de Negocios Digitales. Trabajo con emprendedores digitales y profesionales de servicios que quieren dar un nuevo impulso a su negocio online y transformarlo en una empresa rentable. Con mi Programa [RE]ACTIVA TU NEGOCIO consiguen una estrategia planificada que les ayuda a ganar visibilidad en Internet para atraer más y mejores clientes a sus servicios y lograr la estabilidad económica que buscan.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x