Seleccionar página

Todos tenemos una marca. Incluso aunque no seas consciente, la tienes.

Personal Branding o marca personal es lo que otros piensan sobre ti cuando te tienen en mente.

Es un reflejo de quién eres, qué haces y cómo lo haces.

En realidad, tener una marca personal que sea fiel a tu estilo, a tus valores y personalidad, es una de las mejores formas de trabajar en beneficio de tu negocio. Sin embargo, no siempre sucede de esta manera.

Sobre personal branding es algo de lo que se ha hablado y escrito mucho a lo largo de los últimos años, así que no voy a tratar de reinventar la rueda.

No obstante, como emprendedor digital que eres, tu marca personal y la marca de tu negocio son inseparables.

Así que, inevitablemente, es algo que debes tener siempre en cuenta, porque al fin y al cabo, lo que las personas están comprando, es lo que les transmites.

Sin embargo, no siempre nos mostramos tal y como somos. Dejamos de lado aspectos personales que preferimos no mostrar.

De esta manera, estamos creando una marca personal “impersonal” simplemente por intentar proyectar una imagen más parecida a cómo nos gustaría que nos vieran los demás y no como en realidad somos, y esto al final, es contraproducente.

Entonces, ¿cómo puedes mantener tu estilo personal y aplicarlo a tu personal branding?

En esta ocasión, no voy a ser yo quién te conteste a esta pregunta, sino Samu Parra, un invitado que sabe mucho sobre branding, marcas y copywriting.

Esto que te voy a contar es un caso totalmente real.

Hace unos meses estaba hablando con una clienta que tenía serios problemas con los textos de su web. Le preocupaba ser demasiado coloquial y que su lenguaje no diese una imagen de seriedad.

Me decía:

“¿Crees que debería usar un estilo tan personal en mi negocio? ¿Y si mis textos suenan poco profesionales?”

A lo que yo respondí:

“¡Por supuesto que deberías usar tu estilo personal! Y no solo en tus textos, también en tu identidad visual y en tu manera trabajar.”

Aunque yo lo tenía claro, entendí perfectamente la preocupación de mi clienta.

El ser humano siente un miedo natural al rechazo. Todos queremos sentirnos aceptados por los demás. Eso está muy bien, porque nos ayuda a sobrevivir como sociedad.

Pero cuando hablamos de llevar un negocio online la cosa es muy distinta. Debes tener muy claro que tus servicios no son para todo el mundo.

Cuanto antes te des cuenta, mucho mejor.

Pero cuidado, no estoy hablando de ir por ahí creándote enemigos. Estoy hablando de posicionarte como experto para atraer clientes que compartan tus valores y alejar a las personas que son tóxicas para tu negocio.

Esto es vital sobre todo si ofreces servicios, porque la química que haya con tus clientes es esencial para hacer un buen trabajo.

Si eres una persona con desparpajo y mucho sentido del humor, ¿por qué no utilizarlo en tu comunicación?

Por supuesto que habrá gente a quien no le guste tu estilo. La pregunta es: ¿te gustaría trabajar con personas que no tienen sentido del humor? No lo creo.

La buena noticia es que hay mucha gente ahí fuera deseando trabajar y reír contigo. Pero solo conseguirás atraer a esas personas si tu marca personal refleja tus valores.

En realidad, tu marca personal actúa como un semáforo que deja pasar a aquellas personas que están alineadas con tu manera de entender el mundo y detiene a las que no encajan contigo.

En definitiva, apostar por tu propio estilo…

  • Te diferencia del resto de la oferta del mercado
  • Atrae a las personas adecuadas para tu negocio
  • Crea una relación emocional con tu audiencia
  • Aporta naturalidad a tu comunicación

No es magia, es branding. 🙂

Personal Branding: Aquí es donde tu marca deja huella

Podríamos entrar en planteamientos teóricos sobre creación y gestión de marcas, pero como no quiero hacerte bostezar vamos a ir a lo práctico.

Hay varios momentos en los que tu personalidad de marca debe salir a relucir. Veamos cada uno de ellos:

1. Los textos

Un básico. Debes aprender las técnicas básicas de copywriting y adaptarlas a tu estilo para no sonar igual que los demás. Utiliza estos recursos como base para crear tu textos, pero no te conviertas en su esclavo.

Piensa que las técnicas de redacción persuasiva están al alcance de todo el mundo, la diferencia está en cómo las aplica cada uno.

2. La identidad visual

Es otro de los pilares de tu marca personal. Y no me refiero solamente al logotipo. Todas y cada una de las piezas gráficas que lleven tu firma deben ir en la misma onda. Tu propia onda.

Tu página web, tus infografías, tus banners… Cuanto más consistente seas en tu comunicación, más fácil será transmitir tus valores a los demás y destacar en el mercado.

3. Los contenidos

Se suele decir que el marketing de contenidos nos ayuda a ganar autoridad dentro del mercado y atraer audiencia hasta nuestra web.

Es cierto. Pero me gustaría profundizar en un aspecto que Virginia menciona en este post:

Cuando tus contenidos están impregnados de tu personalidad y utilizas tu propia voz, se convierten en únicos.

Así es, no se trata solo de crear contenidos útiles para tus lectores. Se trata también de que esos contenidos digan algo sobre ti y transmitan tu propuesta de valor.

Esto es importante incluso cuando difundes contenidos de otros blogs, porque lo que compartes también te posiciona y te define como marca.

4. La experiencia del cliente

¿Qué procesos utilizas con tus clientes? ¿Se sienten acompañados? ¿Cómo entregas tus servicios? Pocos negocios tienen en cuenta estos detalles y quizás son los que más influyen en cómo te perciben. Una buena experiencia de usuario hace que los clientes repitan y te recomienden a otras personas.

No tengas miedo de ser demasiado transparente. Aprovecha al máximo estas 4 dimensiones de tu marca personal para expresar tu estilo, lanzar tu mensaje y posicionarte en la mente de tu audiencia.

La diferencia entre destacar y desentonar

Qué fácil es esto del personal branding, ¿verdad? Puedo escribir a mi aire y utilizar el estilo visual que más me guste y con esto ya lo tengo todo hecho. ¡Menuda ganga!

No tan rápido, amigo.

Que utilices un estilo personal no significa que puedas dejar de ser profesional en tu comunicación. Con el tiempo he detectado una serie de errores muy comunes. Pequeños detalles que pueden arruinar tu imagen de marca si no te andas con ojo.

¿A qué tipo de errores me refiero?

  • No utilizar bien los signos de puntuación o abusar de las exclamaciones!!!!
  • No estructurar tus contenidos de forma lógica.
  • Mezclar tipografías y colores como si no hubiese un mañana.
  • Usar imágenes de archivo de calidad más que dudosa.
  • No tener un manual de identidad corporativa, aunque sea uno básico.
  • Pensar que el protagonista de tus contenidos eres tú y no tus lectores.

Estos errores dicen mucho de una marca. Y no precisamente cosas buenas.

Encuentra tu estilo y utilízalo de forma limpia, estratégica y coherente.

Cómo encontrar tu propio estilo

Mientras que hay personas que son capaces de encontrar su tono fácilmente y solo necesitan un pequeño empujón, hay otras a las que les cuesta soltarse.

Quizás eres una de esas personas que piensan que nunca serán capaces de transmitir un mensaje único y diferenciador.

Aunque no lo creas, tienes muchas cosas que decir.

➤ Básate en tu trayectoria personal o profesional

Otros negocios pueden ofrecer los mismos productos y servicios que tú, pero nadie puede copiar tu historia.

➤ Utiliza tus aficiones como punto de partida

¿Qué haces en tu tiempo libre? Inspírate en las cosas que te gustan para encontrar tu tono y crear tu personalidad de marca.

➤ Explora otros mercados

¿Qué hacen otras empresas para diferenciarse? ¿Qué recursos creativos utilizan?

CONCLUSIÓN

Todo lo que te rodea puede convertirse en la materia prima que necesitas para diferenciarte de la multitud y encontrar un camino menos transitado.

En la mayoría de ocasiones no es cuestión de que llegue la inspiración divina, sino de ser consciente de tus fortalezas y atreverte a dar el paso.

¿Estás utilizando tu estilo personal para diferenciarte o todavía no te has desmelenado? Cuéntame tu experiencia en los comentarios. 🙂

 

Samu Parra
Soy Samu Parra. Copywriter, consultor de branding y amante de la fina ironía. Me gusta crear marcas que molan y ayudar a pequeños negocios a jugar con ventaja. De vez en cuando escribo ebooks como este y se lo regalo a mis suscriptores.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x