Seleccionar página

Artículos semanales, captar la atención, aportar valor, contenidos de calidad, originales y relevantes… Tantas horas frente al ordenador y, al final, la pregunta es siempre la misma: ¿Por qué nadie lee mi blog?

Uno de los retos más difíciles para cualquier negocio online es precisamente conseguir que el contenido de su blog se lea y empezar a crear una audiencia.

Es normal sentirse frustrado cuando das lo mejor de ti, inviertes tiempo y esfuerzo y no consigues los resultados que esperas o habías imaginado.

Tu blog es como un pueblo fantasma. Es desolador.

Te aseguro que preguntarte por qué nadie lee mi blog no te pasa sólo a ti, lo sé mejor que nadie.

Créeme. Somos muchos los que hemos estado en la misma situación haciéndonos la misma pregunta.

Sin saber qué hacer para que las visitas lleguen, se queden y repitan.

Seguramente habrás escuchado que, para la buena salud de tu blog, son vitales estos tres factores: trabajo, perseverancia y constancia. Esta fórmula la conoces de sobra pero no siempre es suficiente.

Aunque estoy completamente de acuerdo que son determinantes, además, hay otros aspectos que también juegan un papel importante en el éxito de un blog y, en la mayoría de ocasiones, son las razones por las que nadie lee tu blog.

Lo que está claro es que si tienes un negocio online, necesitas un blog profesional.

Es la mejor, más fácil y más eficiente herramienta para:

  • Atraer clientes potenciales a tu web.
  • Convertirte en un experto en algo concreto dentro del área en la que se centra tu negocio.

Un blog es la oportunidad que tienes a tu alcance para conectar de forma genuina con potenciales clientes y convertirte en el profesional único y excepcional que necesitan.

Lo que significa que cada nueva entrada del blog puede (y debe) convertirse en nuevas oportunidades de venta en el futuro.

Pero no de cualquier forma, sino con una estrategia de contenidos ganadora.

Las contundentes razones por las que nadie lee tu blog y cómo solucionarlo

Todos cometemos errores, cada día.

Es algo evidente… y positivo.

Gracias a ellos aprendemos, progresamos y crecemos.

Sin embargo, no ser consciente de dónde puedes estar fallando o qué errores estás cometiendo para que nadie lea tu blog puede llevarte a perder oportunidades para el crecimiento de tu negocio.

Y es que ¿de qué sirve pasar más tiempo escribiendo y publicando si nadie va a leerlo?

Necesitas terminar con esta situación definitivamente.

Por este motivo hoy quiero compartir contigo los 5 errores más comunes que podrían estar causando que tu blog no se lea, esté estancado y cómo solucionarlos para que tomes medidas en cuanto termines de leer este post.

#1. El contenido no es útil para tus lectores.

La creación de una audiencia depende en gran medida del valor que proporcionas tus lectores y de ofrecer contenidos que sean de alguna manera diferentes al resto de contenidos que pueden encontrar en otros blogs.

Cuando alguien está buscando la respuesta a un problema, recurre a la web. Y más específicamente, a Google. Aquí encontraran la respuestas que buscan.

Por eso no se trata de publicar por publicar sino de dedicar tiempo a redactar el contenido que tu cliente ideal quiere y necesita.

Y dado que el contenido es el núcleo de tu blog, para que éste sea útil, es necesario que siempre tengas a tu cliente ideal en mente.

Espero que a estas alturas ya tengas claro a qué público te diriges porque suele ser la principal razón por la que nadie lee tu blog.

Te lo digo por esta razón:

¿Cómo vas a saber qué es útil y valioso para tu público si no has identificado primero quienes son?

Puedes volver a repasar ¿Sabes quién es tu cliente ideal? y hacer tu propio avatar para entender y encontrar el tipo de clientes que quieres en tu negocio online.

Solución #1

Para poder ofrecer a tu público objetivo un contenido alucinante y valioso necesitas conocer bien a tu cliente ideal, responder a sus preguntas siempre pensando en sus necesidades para poder presentarte como la mejor solución y animarles a actuar.

#2. Falta de constancia en las publicaciones

La constancia, es clave.

Para construir una comunidad comprometida necesitas actuar con compromiso y firmeza para lograrlo.

Esto significa mantener una frecuencia y un horario de publicación coherente en el blog, redes sociales y en la newsletter. De este modo tu audiencia comenzará a habituarse y esperará ciertas cosas de ti.

Da igual si eliges proporcionar contenido nuevo una vez por semana o cinco. Lo importante es tener en cuenta el tiempo del que dispones, escribir en función de aquello que puedas cumplir y no fallar nunca.

Solución #2

Necesitas un plan de acción para establecer una frecuencia acertada y encontrar el equilibrio en tus contenidos.

Si aún no tienes un calendario editorial, este es un buen momento para empezar con tu estrategia de contenidos.

Es una gran forma de no sólo de planificar con antelación, sino también para establecer una rutina y crear un hábito para ser más productivo.

#3. No estás promocionando tus contenidos

Si te limitas a publicar un articulo y te quedas esperando a que las visitas lleguen, nada nuevo ocurrirá.

Promoverlo en redes sociales es el lo mínimo que puedes hacer, pero no es suficiente.

El primer paso lógico para conseguir mayor visibilidad y que tu cliente potencial sepa que existes es conocer por dónde se mueven. Es fundamental.

De este modo podrás hacer un uso más eficiente del marketing de contenidos para promocionarlos.

Por ejemplo:

Quieres aumentar tu lista de suscriptores y optas por publicar en otros blogs (guest posting) y realizar colaboraciones estratégicas con otros profesionales con los que compartes la misma audiencia para ampliar tu radar y ser más visible.

El primer paso sería averiguar qué blogs dentro de tu nicho o con una audiencia similar a la tuya son los más adecuados para lograr captar la atención de tu cliente ideal y atraerlos a tu plataforma. Una vez hecha tu selección, tendrás que trazar el plan de acción con los pasos adecuados para que este objetivo se cumpla.

Solución #3

La clave esta en construir tu propia hoja de ruta para llegar a la audiencia adecuada. Por este motivo te recomiendo primero establecer unos objetivos y en función de los mismos trazar el plan que te ayude a conseguirlos.

Una vez que empieces a promover correctamente tus contenidos, el número de personas interesadas en ellos será cada vez mayor.

#4. No tienes enfoque en tus contenidos

Lo sé. Es tentador escribir sobre cualquier tema que te inspire.

Sin embargo, siendo disperso y generalista es difícil que tu audiencia te considere un especialista en tu tema y te pregunten directamente a ti cualquier duda que tengan.

Lo que suele ocurrir es que las personas que no te conocen y llegan por primera vez a tu blog, no entiendan muy bien que tienes para ellos y terminen marchándose sin ni siquiera darte una oportunidad.

Esto lo sé por propia experiencia. He luchado durante bastante tiempo intentando afinar los temas a tratar en mi blog hasta encontrar aquellos que más se adaptaban a mi cliente ideal y sus necesidades.

Así que puedo asegurarte que incluir múltiples categorías y temas distintos con la esperanza de captar la atención de cada nueva persona que aterrice en tu blog, no sólo impedirá su crecimiento, sino que el número de personas que coincidan con el perfil de tu cliente ideal también será menor.

Recuerda que tu blog no es sobre ti, es sobre ellos, tu audiencia.

Solución #4

Sólo haciendo un buen trabajo en la definición de tu cliente ideal, teniendo claro cuáles son sus necesidades, preocupaciones y qué buscan lograrás encontrar el propósito y enfoque de tu blog más adecuado.

#5. Cometes el error del profesor

Esto sucede cuando asumes que tu audiencia conoce tanto como tú.

Es habitual olvidarse que las personas a las que quieres ayudar (tu cliente ideal) no tienen la misma curva de aprendizaje ni los mismos conocimientos que tú. Por eso necesita tu ayuda para resolver su problema.

Damos por sentado que cualquier persona que llegue hasta nosotros conoce y entiende los conceptos y sabe de qué hablamos y no es así.

En ese afán de mostrarnos como expertos y demostrar todo lo que sabemos, tendemos a olvidar lo que es mejor para el cliente y empezamos a escribir pensando más en la competencia, intentando “impresionar” y, consecuentemente, atrayendo a nuestros homólogos.

¿Y qué sucede cuando cometes el error del profesor?

Pues que esas personas que han llegado hasta ti, y sí son tus clientes potenciales, dejan de escuchar tu mensaje simplemente por que no lo entienden y se van.

Solución #5

Simplifica tu mensaje para que tus potenciales clientes puedan entender lo que puedes hacer por ellos. Concéntrate en dar información clara, directa y sencilla que responda a las preguntas, problemas y necesidades de tu cliente ideal.

Y si surgen preguntas o dudas… ¡genial! es un indicativo de su interés y una vía para establecer una comunicación eficaz y un diálogo continuo con ellos.

Si estás preocupado por que nadie lee tu blog, ahora es el momento de hacer algunos cambios y probar nuevas formas de hacer las cosas para llegar a tu público objetivo y captar su atención.

Ten en cuenta que esto no sucederá de la noche a la mañana pero son los pequeños cambios que vayas implementando los que realmente suman y marcarán la diferencia entre dónde estás ahora y dónde puedes estar en el futuro.

Y ahora dime…

¿Cometes o has cometido alguno de estos errores en tu blog? ¿Hay algún otro error que hayas detectado entre los más comunes?

Estoy deseando leerte en los comentarios.

Virginia Jimenez
Asesora de Negocios Digitales. Trabajo con emprendedores digitales y profesionales de servicios que quieren dar un nuevo impulso a su negocio online y transformarlo en una empresa rentable. Con mi Programa [RE]ACTIVA TU NEGOCIO consiguen una estrategia planificada que les ayuda a ganar visibilidad en Internet para atraer más y mejores clientes a sus servicios y lograr la estabilidad económica que buscan.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x