Seleccionar página

Cada semana recibo correos de personas que sienten miedo, inseguridad e incertidumbre hacia su futuro o que no están contentos con su situación actual.

La pregunta que se hacen es siempre la misma:

¿Qué hago con mi vida?

En estos correos me cuentan que no saben qué hacer con sus vidas, se sienten perdidas, confusas y desorientadas sin saber cuál debe ser el próximo paso, qué hacer para cambiar o qué camino seguir para avanzar hacia sus grandes deseos y aspiraciones.

¿Sabes una cosa?…

Conozco esa sensación.

Recuerdo que en el verano de 2013 me encontraba en la misma situación esperado a que “las cosas” simplemente mejorasen. Pero desconocía cuándo su sucedería o ni si quiera, si mejorarían.

Sabia que debía actuar y hacer algo para cambiar esa situación pero no sabía ni por dónde empezar o cómo.

Me sentía estancada, atrapada y perdida.

Me repetía cosas como…

Me gustaría hacer esto, pero…
Seré feliz cuando…
Me sentiré más segura una vez que…
Voy a empezar a disfrutar de verdad cuando…

Pero la realidad era que no tenía ni idea de qué quería hacer con mi vida.

De esta manera, estaba constantemente posponiendo mi felicidad, mi éxito y sobretodo, poder disfrutar del estilo de vida que tanto quería.

Ante la pregunta qué hago con mi vida, tenía dos opciones. Podía quedarme como estaba, dejando que el miedo, la inseguridad, la incertidumbre, la angustia por lo desconocido y la duda me dominaran.

O bien, por otro lado, también podía dar un paso al frente, con decisión y valentía, para encontrar mi camino y transformar mi vida para siempre.

¿Cuál crees que fue la decisión que tomé?

Efectivamente.

Tomé el gran y decisivo paso de crear mi negocio online.

Te mentiría si te dijera que no que tenía miedo, dudas o inseguridad. Pero no por ello me iba a conformar con lo que tenía hasta ese momento. Estaba dispuesta a invertir tiempo y energía en trabajar a diario para lograr una vida plena, con significado y ser más feliz.

Este fue el inicio de un nuevo camino.

Ahí me di cuenta que la pregunta más importante que debía hacerme no era ¿qué hago con mi vida? sino ¿qué clase de vida quiero?.

Cambia ¿qué hago con mi vida? por ¿qué clase de vida quiero?

Seguramente te parezca que todo el mundo tiene muy claro qué hacer con su vida, o que tienen sus objetivos bien definidos y alineados con sus valores, filosofía y estilo de vida.

Nada más lejos de la realidad.

No es tan evidente para la mayoría de las personas como crees.

En general, viven atrapados en la vida “que les ha tocado vivir”, aceptan las reglas impuestas por la sociedad, se acomodan en su automatismo que les da seguridad, justifican las bondades de situación y se consuelan pensando que podría ser peor. Es más, el 99% de la población vive así: renunciando a lo que de verdad les hace sentirse vivos.

Simplemente dejan que la vida suceda.

Pero vivir no es dejarse llevar o seguir la corriente.

De hecho, la mayoría de las personas nunca dedican tiempo suficiente a preguntarse a sí mismos qué quieren hacer con sus vidas y aún menos, qué tipo de vida quieren.

En mi opinión, creo que esto se debe a que la mayoría de las personas no creen ni confían en que realmente pueden crear su propia felicidad.

Piensan y creen que “la vida, simplemente, es así”.

Funcionan en piloto automático haciendo las cosas sin pensar, sin saber qué es lo que quieren y aferrados a los mismos hábitos, rutinas y procesos mentales.

En el fondo de su corazón saben que ese no es el camino correcto.

Que deben hacer algo al respecto.

Que necesitan un cambio.

Pero tienen miedo.

Y el miedo paraliza.

¿Y lo peor?

Que con el paso del tiempo pierden de vista sus sueños y con ellos la esperanza, la ilusión y el optimismo de lograr un resultado distinto al que ya tienen.

Y mientras tanto, pasan los días, las semanas, los años, y todo sigue igual.

Desafortunadamente es bien fácil funcionar en piloto automático sin saberlo. Porque para que suceda no tenemos que hacer nada, ningún esfuerzo, sólo dejarnos llevar por el día a día.

Y mientras lees esto quizá te sientas identificado o, quizá, seas de los que piensan que esto no va contigo porque tu vida es buena, agradable, te llena y te hace feliz… hasta cierto punto.

¿Sabes?

Tienes razón.

Dejar que la vida simplemente suceda no es ni bueno ni malo, ni peor ni mejor… si es lo que quieres.

Sin embargo, casi con total probabilidad me atrevería a decir que obedece a aquello que te enseñaron, a lo que los demás querían de ti o simplemente lo que quieres es sentirte apreciado, respetado y aceptado…

Pero, ¿te has preguntado si responde en realidad a lo que realmente quieres tú?.

Es posible que en tu interior sí que sientas ese punto de insatisfacción, inquietud o anhelo. E incluso, en algunos momentos de introspección y análisis, tengas una pequeña sensación de vacío. Y esto asusta, ¿verdad?

Lo sé porque este sentimiento hace que regresemos de inmediato a esa vida en piloto automático (zona de seguridad) donde las posibilidades de que algo cambie son prácticamente nulas.

Pero esta situación de vivir permanentemente en la zona de confort tiene un pequeño inconveniente que pocas veces nos paramos a pesar: la vida no es predecible. Por eso, cuando sucede algo que realmente nos golpea, los recursos que tenemos para responder son casi nulos, pues no los habíamos puesto nunca en práctica.

Además, corremos el riesgo de tener que soportar situaciones que no nos agradan por miedo a hacer cualquier cambio, nos conformamos con vivir infelices o simplemente, evitamos cuestionarnos cómo es nuestra vida actual.

No hay mayor ciego que el que no quiere ver

Voltaire

Al final, nos quejamos de nuestra vida pero no estamos dispuestos a hacer nada para cambiarlo.

Porque cambiar, en ocasiones, duele.

Tenemos miedo a que todo lo que tenemos y hemos conseguido (incluso aunque no nos guste) desaparezca. Pero, pese a esto, lo que no pensamos nunca es que quedarse en el mismo sitio, es más doloroso aún.

Entonces…

¿Qué hacer cuando no sabes qué hacer con tu vida?

Cuando lo que acontece en tu vida no te gusta o no lo quieres o las cosas no suceden como habías planeado o esperabas, el primer paso es aceptar la realidad tal y como es y responsabilizarte al 100% de ello.

Recuerda que todo, absolutamente todo lo que ocurre en tu vida es consecuencia de lo que eres y de lo que haces.

Tú eres el único responsable de todo lo que rodea y ocurre en tu vida.

Pero, ¿sabes una cosa?

Yo no tengo las respuestas que buscas sobre qué puedes o debes hacer con tu vida.

Las tienes tú.

En realidad, yo no soy nadie para decirte qué debes o no hacer.

Lo único que puedo hacer es ayudarte a descubrirlo, plantearte preguntas para que seas tú quien tome la decisión y enseñarte paso a paso el proceso que yo misma he seguido y que te permitirá recorrer el camino desde donde te encuentras hoy hasta tus mayores sueños y aspiraciones.

¿Quieres saber cómo?

Te lo cuento ahora mismo…

Life Plan: El Mapa de tu vida

Te presento El Mapa de tu Vida, mi guía estrella. Un proyecto sobre el que he volcado TODO lo que sé sobre tomar las riendas de tu vida, creer en ti y luchar por tus sueños más ambiciosos sin dejar de vivir el presente.

Es la única guía práctica que te guiará paso a paso para ayudarte a cambiar de rumbo, descubrir tu propio camino y empezar a disfrutar de una vida más rica y con sentido sin dejar de ser tú.

En esta guía paso a paso, te enseño de forma práctica los principios simples pero eficaces para ayudarte a diseñar y construir la vida que siempre has querido.

A través de un sencillo proceso, El Mapa de tu Vida te permitirá diseñar el estilo de vida con el que siempre has soñado y te mostrará las mejores herramientas, ejercicios y tareas para ayudarte a conseguirlo.

Es la herramienta que yo misma utilizo y me permite desempeñarme al máximo nivel cada día, en mi negocio y en mi vida.

¿QUIERES CAMBIAR DE RUMBO Y LOGRAR LA VIDA Y EL NEGOCIO QUE SIEMPRE HAS DESEADO?

Consigue gratis el primer módulo de El Mapa de tu Vida. El mejor método probado que te ayudará a:

Curso Gratis RE[ACTIVATE]
  • Conectar con tu propósito y tomar el control de tu vida para empezar a a vivir desde tu mejor versión dedicando tus días a hacer todo aquello que te apasiona y disfrutar del estilo de vida siempre has querido.
  • Trazar el mapa de ruta que te guíe hacia la vida y el negocio que quieres dejando atrás hábitos, creencias y pensamientos limitantes que te impiden avanzar hacia tus metas más importantes.
  • Descubrir el potencial que reside dentro de ti, aumentar la confianza y seguridad en ti mismo para lograr el éxito personal y profesional que te mereces y sentirte más libre, realizado y feliz.

Escribe tu nombre y tu correo y recibirás, de forma totalmente gratuita, el primer módulo del curso.

Eso sí, tendrás que estar preparado y dejar fuera miedos y limitaciones para poner en marcha toda la maquinaria y coger rumbo directo hacia esas grandes metas que te has marcado.

Porque… ¿sabes una cosa?

Tú eres la única persona que debe decidir qué es lo que quieres hacer con tu vida.

Tú sabes qué es lo que te hace feliz.
 
Eso quiere decir que nadie más que TÚ puede tomar (ni debe) tomar decisiones por ti.
Es el momento de descubrir cómo te gustaría vivir cada día para, desde ahí, trabajar para conseguirlo.

Si tú también sientes que es el momento de encontrar tus respuestas porque seguir como hasta ahora no es una opción para ti y cada día que pasa estás más convenido de que tienes que darte una oportunidad, apostar por ti y crees que la vida que tienes puede ser todavía mejor….

Es el momento de tomar una decisión, ¿no crees?

Virginia Jimenez
Asesora de Negocios Digitales. Trabajo con emprendedores digitales y profesionales de servicios que quieren dar un nuevo impulso a su negocio online y transformarlo en una empresa rentable. Con mi Programa [RE]ACTIVA TU NEGOCIO consiguen una estrategia planificada que les ayuda a ganar visibilidad en Internet para atraer más y mejores clientes a sus servicios y lograr la estabilidad económica que buscan.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x