¿Padeces o has padecido el síndrome del impostor?

Si no sabes que es déjame que te ponga en situación.

¿Alguna vez has sentido que…?

  • No eres merecedor del reconocimiento como experto que te están dando.
  • El éxito que estás teniendo no te corresponde porque piensas que no eres tan bueno como ellos creen.
  • No estás lo suficientemente preparado para hacer lo que haces.

Estos pensamientos que te paralizan, bloquean e impiden que evoluciones con tu negocio son el reflejo de un sentimiento, más común de lo que piensas, conocido como el “síndrome del impostor” o “síndrome del fraude”.

El síndrome del impostor es un fenómeno que 7 de cada 10 personas lo han sufrido o lo padecerán alguna vez en su vida.

Hace que muchas personas que han alcanzado el éxito, personal o profesionalmente, se sientan como un fraude, piensen que han engañado a las personas de su entorno, que no merecen dicho éxito y sienten miedo, e incluso pánico, por poder ser “descubiertos” en cualquier momento.

Las personas que sufren el síndrome del impostor, incluso cuando todo ha salido como esperaban y es el momento de sentirse plenos y felices, en lugar de ser conscientes que el éxito logrado ha sido debido a su esfuerzo, trabajo y perseverancia, asocian cualquier triunfo al azar o fruto de la buena suerte.

En nuestro caso, como dueños de un negocio online, este tipo de sentimientos autodestructivos generan una gran ansiedad que hace que sintamos una tremenda duda sobre nosotros mismos como profesionales.

Nos infravaloramos y no nos creemos capaces de conseguir lo que nos hemos propuesto.

Nos sentimos inseguros y desconfiados ante nuestras posibilidades y avances.

Nos sentimos incapaces de reconocer los logros alcanzados o que seamos merecedores de cualquier halago.

Es difícil creer que síndrome del impostor pueda ser la razón de este autosabotaje al que nos sometemos pero, en demasiadas ocasiones, es una de las principales causas de nuestro lento avance junto con el miedo al fracaso.

Así que por ejemplo, en lugar de trabajar más duro para demostrar tus habilidades, si padeces el síndrome del impostor puede que te encierres en tus interminables listas de tareas evitando así asumir cualquier responsabilidad.

Te quedas atrapado en el “ciclo del impostor” en el que la sensación de falsedad y el miedo a ser descubierto es tan fuerte que te impiden actuar y no haces nada para solucionarlo o ponerle fin.

La mayoría de los emprendedores digitales, en mayor o menor medida, pasamos por este tipo de sentimientos y miedos que nos impiden avanzar y nos bloquean.

De hecho, el síndrome del impostor irá en aumento a medida que nuestros negocios dependen de nuestra presencia y visibilidad online sino somos capaces de solucionarlo.

Pertenecemos a una cultura en la que hay que venderse como expertos sin dejar de ser auténticos y sentimos la necesidad de ser perfectos continuamente.

Aunque es frecuente que el síndrome del impostor se de entre los profesionales que consiguen el éxito rápidamente, también es cierto que las personas que son víctimas de este sentimiento se preocupan profundamente por la calidad de su trabajo.

Por ello, aún cuando se sienten muy motivados, el éxito es raramente satisfactorio porque siempre creen que podrían haber hecho mucho mejor.

El síndrome del impostor puede llevarnos a tal nivel de estrés, que nos empuja a dejar pasar oportunidades de crecimiento profesional, enfrentarnos a nuevos desafíos o, incluso, a perder clientes.

En mi caso, este hecho es lo que me llevó a investigar sobre el tema y comprobar que no era la única que tenía dificultades para interiorizar mis logros, asumir el avance de mi negocio y mi desarrollo como emprendedora.

Si te sientes identificado con esta situación, para tranquilidad tuya te diré que la mayoría de las personas que se sienten como impostores son extraordinariamente capaces y merecedores de cualquier éxito.

En realidad, es tu propia imagen y percepción lo que está fuera de onda.

Es muy diferente sentirse un fraude que serlo, ¿no crees?.

Es un sentimiento y los sentimientos no son hechos.

Por eso hoy quiero darte 5 consejos que aprendido a lo largo de estos años como emprendedora para que recuperes la seguridad en tus posibilidades y confíes en que eres merecedor de cualquier éxito.

Cómo superar el síndrome del impostor para recuperar la confianza y la seguridad como emprendedor

Estos consejos los he recopilado de otros profesionales expertos en este tema y estoy segura que te ayudarán, igual que a mi, a dejar atrás esa sensación de fraude que te paraliza.

#1. Haz tu propia definición del éxito

Si algo que ha quedado claro en los últimos años es que la definición sobre qué es el éxito está cambiando para muchas personas.

Ahora, lo profesional va ligado a lo personal.

Hay una integración entre ambos aspectos de tal manera que, el éxito incluye calidad de vida, satisfacción personal y realización profesional.

Por ello, es probable que padecer el síndrome del impostor simplemente podría estar indicando una falta de correspondencia entre la definición que socialmente existe sobre qué es el éxito, cómo tener éxito en la vida y aquello qué es realmente importante para ti.

Cuando tienes claro lo que significa lograr el éxito en tu vida (profesional y personal) es muy posible que esos viejos temores acerca de sí eres lo suficientemente inteligente, lo suficientemente bueno o estás lo suficientemente preparado, desaparezcan.

Si el éxito no se da en tus propios términos, si se ve bien para el mundo, pero no se siente bien en tu corazón, entonces no es éxito. – Anna Quindlen escritora –

#2. Convierte los pensamientos negativos en positivos

Para mí, el cambio de una mentalidad negativa a una positiva, dio lugar a un estilo de vida completamente diferente, tanto personal como profesionalmente.

Los pensamientos influyen en la forma de ver todo en la vida y, en última instancia, determinan tu destino.

El pensamiento negativo es fácil.

Se requiere un esfuerzo mínimo y crea obstáculos imaginarios.

El pensamiento negativo es rígido, inmóvil y trabaja en contra de tus objetivos.

Para cambiarlo, puedes empezar siendo consciente de esos pensamientos para dirigirlos de manera adecuada hacia la positividad, la pasión y la confianza.

Una de las maneras más fáciles de aumentar tu positividad y ser más feliz es expresar gratitud.

Ser agradecido por lo que actualmente tienes y has conseguido libera inmediatamente cualquier negatividad.

Al reemplazar los pensamientos negativos por positivos estás entrenando a tu mente para superar cualquier miedo.

#3. Establece expectativas razonables

Las personas que sufren el síndrome del impostor a menudo se crean barreras internas tan exigentes que son imposibles de cumplir para cualquiera.

Por ello, con el fin de ganar confianza y recuperar tu seguridad, aprende a establecer pequeñas metas realistas que estén alineadas con tus habilidades y que sean alcanzables.

Tener metas más asequibles te ayudará a creer en ti mismo y en tu capacidad para lograr cosas.

Una vez logrado ese primer objetivo puedes pasar al siguiente.

Cada una de estas pequeñas metas te situarán más cerca de tus objetivos a largo plazo.

No obstante, estáte preparado para salir de tu zona de confort de vez en cuando porque, a pesar de que tus metas sean más realistas, puede que tengas que hacer cosas que normalmente no haces para alcanzar esos objetivos.

#4. Concéntrate en aprender de los fracasos

Las personas que se sienten “impostores” se enfrentan a una lucha constante contra el fracaso.

Es más, sienten que si realmente fuesen competentes, no tendrían porque fallar o cometer errores.

Pero incluso las personas competentes y con más éxito están constantemente cometiendo errores.

Un fallo, una equivocación, es simplemente otra oportunidad para aprender y crecer.

Para cambiar esta perspectiva sobre el fracaso y transformarlo en una experiencia positiva, empieza con pequeñas cosas cotidianas. Toma nota de lo que aprendiste cada vez que te equivocaste y vuelve a intentarlo.

Puedes usar lo que has aprendido para corregir errores y hacerlo mejor la próxima vez.

Pero tienes que hacerlo.

No fallar una vez, darte por vencido y dejar de intentarlo.

Quizá te resulte de gran ayuda mantener un diario de éxitos para anotar aquello que consigues cada día, incluso por muy pequeño o insignificante que te parezca. Al final de la semana haz una revisión y verás todo lo que has conseguido.

Te darás cuenta que, inconscientemente, es habitual tender a recordar más fácilmente los fracasos que los éxitos.

Por ello, este diario te serviría como una afirmación positiva que podría ayudarte mucho y estoy segura que te sorprenderá todo lo que eres capaz de lograr.

#5. Deja de compararte con los demás

Cuando te comparas con otros es fácil pensar que como profesional eres una m**** en comparación con ellos o que cualquier otro negocio es mejor que el tuyo.

Esto es lo mismo que no hacer nada.

Porque tú no eres ellos, su negocio es el tuyo y tu vida no es la suya.

No estás aquí para vivir la vida de otros o ser otra persona.

Estás aquí ser quien quieres ser y vivir la vida que deseas.

Te lo mereces.

Es hora de dejar de leer acerca del éxito de los demás y empezar a construir el tuyo propio.

La única manera de superar el síndrome del impostor es ser siempre quien eres.

Todo el tiempo.

Ante cualquier persona.

Sin trampa ni cartón.

Olvídate de transmitir una imagen falsa de ti mismo o tu negocio a los demás. Si tu negocio es pequeño, que sea pequeño.

Pregúntate si estás satisfecho con tu vida y tu trabajo, y si no es así, haz los cambios oportunos.

Pero siempre bajo tus propios términos.

ENCUENTRA TU CAMINO, CONTROLA TU DESTINO Y VIVE LA VIDA QUE QUIERES

Apúntate y consigue gratis el primer módulo de mi curso El Mapa de tu Vida

Curso Gratis RE[ACTIVATE]
  • Es una hoja de ruta, paso a paso, para encontrar tu camino, transformar tu mente y lanzarte ya a ese cambio que deseas que te permita vivir la vida que quieres.
  • No es teoría: Contenido 100% práctico para que reúnas la fuerza, el valor y el impulso necesario para transformarte en la mejor versión de ti mismo y comerte el mundo… si quieres.
  • Todo lo que me hubiera gustado que me contasen hace años cuando me sentía perdida, bloqueada y sin saber qué camino tomar.

Escribe tu nombre y tu correo y recibirás, de forma totalmente gratuita, el primer módulo del curso.

CONCLUSIÓN

Al igual que con cualquier otro problema o dificultad en la vida, el primer paso hacia la superación del síndrome del impostor es reconocer que existe, compartir tus miedos y actuar.

Sé por experiencia que creer en uno mismo es la parte más difícil cuando tienes un negocio online y todo depende de ti.

Sin embargo, también es cierto que nada en la vida sucede sino hay acción.

Lo importante es estar conectado con el propósito de tu negocio y emprender el camino que te lleve dónde tú quieres.

Ahora dime… ¿Te has sentido tú alguna vez así? 

¿Has sufrido o sufres el síndrome del impostor? ¿Cómo le haces frente?

Anímate y comparte tu experiencia más abajo, en los comentarios.

Virginia Jimenez
Consultora de Marketing especialista en Negocios Online. Con mi trabajo ayudo a emprendedores digitales slow preocupados por su falta de ventas en Internet a implementar sistemas y estrategias más eficaces que les ayuden a conseguir nuevos clientes, a incrementar sus ingresos para disfrutar así, de su tiempo y su libertad.

Únete a mi comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x