Seleccionar página

¿Dedicas tiempo a preparar tus campañas de email marketing y no consigues despertar el interés de tus suscriptores?. Hoy he traído como invitada a Ros Megías de Seed Social Media para que te cuente todo sobre cómo aplicar un superpoder muy especial y conseguir que tus clientes esperen ansiosos tus emails. ¿No me crees?. Entonces no te pierdas el articulo que además viene con sorpresa.

¿Has oído hablar de Copywriting?

Sí, ya sabes, esa disciplina, arte o ciencia con un nombre que nos cuesta pronunciar.

Te cuento.

Todo empezó en Inglaterra a finales del siglo XIX.

Por aquel entonces empezó a diferenciarse al profesional que escribía los anuncios que aparecían en el periódico, del reportero, cuya labor era redactar las noticias de manera absolutamente fidedigna y neutral.

El primero utilizaba su originalidad y creatividad para crear textos publicitarios cautivadores y persuasivos, mientras que el segundo reflejaba la realidad, tal y como la veía.

Con el paso de los años, ese profesional creativo y “seductor” adoptó el nombre de copywriter y escribía los textos para las campañas de TV, cuñas de radio, folletos, cartas de ventas, etc.

Por eso es un perfil bien conocido por las agencias de publicidad.

La aparición de Internet revolucionó el mundo del copywriting y actualmente es un componente esencial del equipo de marketing digital.

Pero, ¿por qué Mr. Copy se convierte en un Super Star y no cualquier otro escritor?

Porque la mayoría de textos digitales son textos publicitarios.

Piénsalo.

Si tienes presencia en Internet es para dar a conocer y promocionar un proyecto, una actividad, un producto o una empresa.

Y la creatividad del copywriter le convierte en el candidato perfecto para encargarse de este tipo de textos.

Porque el copywriter sabe cómo jugar con las palabras para seducir a los clientes potenciales.

Así que cambia de medio y se familiariza con el contenido digital para escribir en páginas web, newsletters, artículos para blogs, eBooks, redes sociales…

Te sorprenderá saber que la industria del Copywriting alcanza hoy beneficios anuales de alrededor de 2,3 trillones de dólares americanos.

Pero, ¿crees que Mr. Copy trabaja únicamente para grandes empresas y multinacionales?

En absoluto.

La mayor parte de profesionales, micropymes y pymes tienen una idea, un producto o un servicio, pero no saben cómo venderlo. El Copywriter sí.

Por eso el Copywriter se asienta como profesional valorado, incluso en tiempos de crisis.

Utiliza todos sus recursos para dar sentido a la sobrecarga de información actual, y crear textos publicitarios que convencen al consumidor para que compre los productos y servicios que ofrecen los clientes que le contratan.

¿Un superpoder?

Sin duda, pero con una base sólida.

Escribir copy es entender al público objetivo, adentrarse en su mente para comprender sus temores, sus deseos y sus necesidades.

Mr. Copy, además de tener algunos conocimientos de psicología y aplicarlos a los textos para conseguir cautivar a los clientes, tiene una capacidad creativa muy desarrollada.

Porque un cliente quiere una campaña de email marketing, otro una página de ventas, otro el guión para un vídeo publicitario que va a subir a YouTube, y el otro fichas de productos para su tienda online.

¿Qué fórmulas sigue el copywriter para escribir sobre cualquier tema de manera cautivadora y rentable?

  • Dispone de una creatividad desbordante.
  • Domina los principios del SEO.
  • Aplica las normas de legibilidad de textos.
  • Conoce y aplica las herramientas necesarias para entender a todo tipo de audiencias.
  • Es organizadísimo y sabe navegar entre la vasta cantidad de información disponible para seleccionar rápidamente la que sea más valiosa y relevante.
  • Encuentra el equilibrio perfecto entre informar, interesar y vender.

Y para empezar a trabajar, todo lo que necesita es un briefing detallado con información sobre objetivos, beneficios y público.

Ahora, ya conoces a Mr. Copy.

¿Y si aplicamos este superpoder a nuestras campañas de Email Marketing?

¿Imaginas el resultado?

Impactante.

Seductor.

Convincente.

$$$

Porque después de leer todo esto ya sabes que:

Copy Ventas

Así que vamos a darle caña a esos emails con estos 7 Copy-Tips

1. Antes de escribir, piensa

Parece lógico, ¿no?

Y es que pensar que tu mercado no tiene fronteras, te va a llevar a cometer un montón de errores garrafales durante tu trayectoria empresarial.

Así que asúmelo desde ya:

A todo el mundo no le interesa lo que ofreces.

Por eso tienes que ser sumamente preciso.

Necesitas conocer a tu target muy a fondo, analizarlo y hablar su lenguaje.

Cualquier otro tipo de enfoque, no te va a servir de nada.

A eso le añadimos algo que duele aún más:

El hecho de que algo te parezca relevante, interesante o apasionante a ti, no significa que tu cliente potencial comparta esa opinión.

Y me reconozco a mi misma sollozando, pataleando y estirándome del pelo…

¿Cómo puede ser que no compren este producto-servicio tan sumamente fascinante-asombroso-irresistible?

Pues así es.

¿Y sabes por qué? Porque no has dejado de escucharte a ti mism@ para escucharlos a ellos.

Tienes que empezar a practicar la escucha digital activa.

Identifícate con los sentimientos, pensamientos y actitudes de tus clientes.

Pregúntate:

  • ¿Qué temen tus clientes?
  • ¿Cuál es el mayor obstáculo al que se enfrentan?
  • ¿Cómo puedes solucionarlo de manera concreta y eficaz?
  • ¿Qué les hace sentirse mejor, más cómodos, menos estresados?
  • ¿Qué esperan ganar al utilizar tu producto o servicio?

Tu misión, como escritor digital, es intentar acoplarte a lo que el usuario busca. Desde el primer párrafo.

No.

Desde el título.

Convénceles de que la información que ofreces es relevante, informativa, interesante.

En el momento que se pregunten: “¿Y?”, en ese momento les has perdido.

2. Elige bien a tu destinatario.

¿Para qué quieres “conseguir” bases de datos de personas que no te conocen ni se han mostrado interesados por ti?

¿Qué tienes que decirle a unos completos desconocidos?

Nada.

Nada que les interese, al menos.

Precisamente por eso, si envías un email del tipo “INFORMACIÓN SOBRE X”, te cierras las puertas del destinatario.

100% Garantizado.

Un texto tipo plantilla “prefabricada”, también.

Un email no solicitado puede provocar, incluso, que te denuncien como SPAM.

No pierdas el tiempo.

Enviar emails de mala calidad, sin pensar en lo que tu cliente quiere, te va a cerrar puertas.

Y una vez cerradas, te va a resultar muy difícil volverlas a abrir.

3. Supera el momento crítico de “Quién eres y qué quieres de mí”.

Estás a punto de enviarlo.

Últimas comprobaciones antes de darle al botón y… Wait!

¿Has comprobado el remitente y el asunto?

¿Le has dedicado el tiempo que merece?

Porque tu destinatario, lo primero que va a pensar antes de abrir ese mail va a ser eso: quién eres y qué quieres de mi.

Si ve el nombre de una empresa, se pondrá en alerta y lo asociará automáticamente a que quieren “venderle” alguna moto.

Precisamente por eso, es importante que le des un toque “humano” a esa comunicación.

Y es que preferimos relacionarnos con las personas que trabajan en las empresas que con las propias empresas. Al fin y al cabo, alguien creó ese mail y le dio al botón de enviar, ¿no?

Piensa que abrir un email de parte de “Seguros Gómez” no resulta muy tentador.

Así que cambia ese “Seguros Gómez” por Javier Gómez. Y, en todo caso, utiliza como apellido el nombre de tu empresa.

Dicho lo cual, pasamos al fantástico mundo de los asuntos.

Porque sin un titular irresistible, no hay click 😦

¿Cómo consigues que el asunto de tu email sea irresistible?

01 – Conociendo íntimamente a tu destinatario.

Ya lo hemos comentado. Si inviertes tiempo en averiguar cómo es tu suscriptor, qué necesita, qué teme, qué le disgusta, qué le motiva, qué le irrita y qué le cautiva, ese conocimiento se va a traducir en titulares que conecten con ellos. Y de eso se trata.

02 – Escribiendo titulares muy específicos.

Un enfoque preciso, un porcentaje concreto o una cifra, llaman mucho más la atención que una frase genérica y ambigua.

“Consigue un aumento del 147.2% en tus ganancias con este sencillo truco”, generará muchos más clics que “Consigue grandes resultados”.

“Estos 10 consejos harán que el 80% de tus clientes lean tus emails” te dará mejores resultados que “Descubre cómo conseguir que tus clientes lean tus emails”.

03 – Plantando la semilla de la curiosidad.

Déjales a medias.

Como yo en este punto.

¿Quieres saber más? Al final del post te cuento cómo 😉

04 – Prometiendo una recompensa.

Un asunto que insinúe una recompensa les incitará a abrir el email para indagar más a fondo y descubrir de qué se trata.

Eso ocurre porque el cliente está entrenado para esperar algo a cambio de su tiempo: o un descuento, o información exclusiva, o una suscripción gratuita…

05 – Escribiendo con simplicidad y pocas palabras.

Aplica el principio K.I.S.S.: Keep It Simple, Stupid.

Breve, sencillo y al grano.

Un estudio efectuado por Madhu Gulati, presidente de ShowMeLeads, analizando más de 260 millones de emails de 540 campañas distintas concluye que:

  1. Los asuntos de 6 a 10 palabras generan una tasa de apertura de un 21%.
  2. Los emails con asuntos de 5 palabras o menos, se abrieron el 16% de las veces.
  3. Asuntos de 11-15 palabras consiguieron una tasa de apertura de un 14%. Más de la mitad de los emails analizados (el 52%) entraban en esta categoría.

¿Conclusión?

De 6 a 10 palabras, si es posible. No te extiendas.

06 – Haciendo preguntas abiertas.

Las preguntas son ideales para involucrar al lector. Añadir un signo de interrogación al asunto de tu email, le hace pausar su mente para intentar responderla.

07 – Utilizando lenguaje que incita a la acción.

Incorporan un verbo de acción en tus asuntos.

Marchando.

Verbos como llevar, comprar, descargar, reservar, pedir, solicitar, etc.

Un detalle más: no descuides la cabecera.

El asunto del email te pone un pie en la puerta de tu cliente. Pero las dos primeras líneas del texto te hacen meter medio cuerpo dentro.

Como sabrás, algunos gestores de correo como Gmail y la mayoría de teléfonos móviles, muestran las dos primeras líneas del email antes de abrirlo.

A este “mini-texto” se le llama cabecera, y es muy importante.

Aunque no lo creas, estas dos líneas requieren la misma atención que el asunto o el resto del cuerpo del texto, porque extienden el tiempo que tienes para seducir al cliente, y convencerle para que siga leyendo.

4. Un email = Un objetivo

Tu campaña de Email Marketing tiene una meta final: hacerte ganar dinero.

Estamos de acuerdo. Con eso no he inventado la rueda.

Ahora bien, para alcanzar la meta y que el recorrido sea satisfactorio, debes afrontarlo como una carrera de fondo.

En cada una de las diferentes etapas puedes:

  • Dirigir tráfico a tu página web.
  • Solicitar testimonios.
  • Generar pedidos por teléfono o por email.
  • Disminuir la duración de un ciclo de ventas.
  • Mejorar tu reputación.
  • Responder a preguntas frecuentes de los clientes.

Eso sí, cada email que envíes debe tener un único objetivo.

No ofrezcas una promoción, incluyas el enlace al post del blog y además les pidas un testimonio en el mismo email porque, al final, no van a hacer ni una cosa ni la otra.

Deja bien claro el beneficio que ellos obtienen, y no les confundas.

El contenido de tu email tiene que ser lo suficientemente seductor como para que el cliente quiera saber más de ti y hacer lo que le estás pidiendo.

Para ello establecer un diálogo fluido, ameno y personalizado que les guíe, sin apenas darse cuenta, a dar el paso final.

El texto de tu email debe ser, además, fácilmente “consumible”.

Utiliza frases cortas.

E impactantes.

Y hazles una oferta irresistible.

Llega la hora de pasar a la acción.

5. Y ahora, ¿qué hago? CTA’s infalibles.

La llamada a la acción de tu email, como su nombre indica, busca llamar la atención del lector.

Tu llamada a la acción tiene que ser clara, llamativa y estar muy visible.

Para ello:

01 – Utiliza verbos y frases que inciten a la acción.

Aquí tienes algunos ejemplos, que mira que nos gustan 😉

  • Regístrate gratis.
  • Pide cita ahora.
  • Solicítala/lo ahora.
  • Envíame el catálogo.
  • Resérvala hoy.
  • Únete.
  • Síguenos.
  • Dale al Play.
  • Cómpralo/la ahora.
  • Suscríbete ya.
  • Accede ahora.
  • Pruébalo gratis.

02 – Crea una sensación de urgencia.

Si les das a entender de forma muy clara que la acción que les propones tiene fecha de caducidad, no se lo van a pensar.

Así que nada de que la oferta estará siempre disponible y que llamen cuando les convenga.

Porque lo más probable es que se olviden de llamar.

Que llamen hoy.

Ahora.

Ya.

03 – Ponlas en un lugar muy visible, e insiste.

La ubicación de tu llamada a la acción dependerá del formato de tu email, pero siempre debe ser evidente.

Pídeles que hagan lo que quieres que hagan de manera concisa, clara, y en pocas palabras (2 ó 3 es lo ideal).

E incluye tu llamada a la acción, al menos, 2 veces en el email.

Para ello, cuentas con un aliado perfecto.

Sí, la gran olvidada. Pobre… Te hablo de la Posdata 🙂

6. El poder oculto de la PD.

La posdata es una frase o párrafo escrito tras tu despedida y firma, con una reflexión final, o un recordatorio.

Deja que parezca casual, incluso improvisada.

Pero, créeme, no lo es.

La postdata es la última oportunidad que tienes para salirte con la tuya.

Puedes darle todos estos usos (y todos son geniales):

01 – Como “gancho”

Utilízalo como cebo, y asegúrate de incluir un enlace que envíe a tu lector a tu página web o a tu landing page.

Lo que mejor funciona es hacer hincapié en la llamada a la acción de tu email, una vez más, pero desde una perspectiva diferente.

¿Por qué tal esfuerzo? Porque puede que el lector se haya desplazado rápidamente hacia la parte inferior del mensaje sin haber leído toda tu redacción en detalle.

02 – Para potenciar el enfoque personal

Una PD suele ser parte de un email personalizado, es decir, un email que viene firmado con el nombre de alguien real en la empresa.

La PD es ideal para afianzar ese tono tan personalizado, pues el lector tiene la sensación de que se le está hablando directamente a él.

03 – Como Bono

A lo largo del cuerpo del email, les has estado vendiendo el producto u oferta principal. En la postdata, les puedes ofrecer algo más si actúan inmediatamente.

04 – Como Testimonio

No todos los productos ni ofertas necesitan un testimonio. Pero en el caso de productos con ciclos de ventas más largos (como muchos productos B2B), en los que los compradores necesitan tranquilidad antes de comprometerse a un artículo determinado, los testimonios suelen venir muy bien.

La PD puede incluir el testimonio de uno de tus clientes y crear así una sensación de seguridad suficiente como para que el lector pase al siguiente paso y se ponga en contacto contigo.

7. Con este último tip, te la juegas.

Email listo para enviar.

Tenemos lo que en inglés se llamaría: un “Killer email” 😉

Pero nos falta algo.

Nos falta el detalle sin el cual esa campaña de Email Marketing tan perfecta que hemos creado, se va al garete en un segundo.

Asegúrate de que no haya ni un error de ortografía.

Ni uno.

Ni medio.

Porque con la tecnología que tenemos a nuestro alcance, no hay excusas.

Y por eso, si el lector descubre el más mínimo error, créeme, estás sentenciado.

Esa persona no vuelve a abrir un email tuyo en su vida.

Un estudio elaborado por la BBC británica demuestra que “una sola falta de ortografía puede recortar las ventas de un comercio digital a la mitad”.

Y no creas que exageran.

Las faltas de ortografía hacen que un comercio pierda toda credibilidad ante un lector.

Por eso, el consejo final de este post sobre Copywriting aplicado a Email Marketing es que revises, y revises, y vuelvas a revisar tu ortografía.

Y si lo tiene que leer alguien de tu entorno antes de enviarlo, que lo haga.

Tus tasas de apertura te lo agradecerán.

Y tu cuenta bancaria también.

Aplica los principios del Copywriting desde hoy

Hoy más que nunca, enviar emails de mala calidad sin pensar en lo que tu cliente quiere y sin ningún esfuerzo por establecer una conexión con ellos, te va a cerrar puertas.

Y así no consigues ventas.

Así te alejas del éxito de tu negocio y de conseguir la vida que quieres.

Y esto no entra en tus planes, ¿verdad?

Ha llegado la hora de tener en cuenta lo que dices y, sobre todo, cómo lo dices.

Por esta razón, hoy quiero presentarte un curso que te ayudará en tu propósito.

A mi ha ayudado y mucho a mejorar mis textos y mis comunicaciones; no sólo a través del email marketing sino también en las redes sociales.

Todos los secretos del Social Media Copy al descubierto de la mano de Ros Megías y Tere Rodriguez.

Una completa guía con más de 250 páginas repleta de trucos, ejemplos, casos de éxito, plantillas… y mucho copywriting.

“Escribe, Seduce, Vende” va a revolucionar tus textos digitales desde hoy. Consíguelo hoy mismo con es este código de descuento de 20 € especial para mis lectores 👉🏼 QUIEROCOPYVJ

Piénsalo bien.

¿Cuánto vale tu tiempo?

¿Cuánto dinero has invertido obteniendo escasos resultados?

Tienes que hacer algo.

Pasa a la acción ahora.

Escribe Seduce Vende

Deja de perder el tiempo y aplica los principios del Copywriting desde hoy.

Ahora te toca a ti, ¿estás aplicando está técnica ya en tus correos? ¿qué resultados te está dando?.

Ros Megías
De alma Mediterránea y fascinada por cómo internet ha revolucionado nuestras vida, recorro el mundo a golpe de clic (y en persona siempre que puedo). Me encanta provocar que las cosas sucedan. Y siempre lo hago con una sonrisa. Puedes encontrarme en “Seed Social Media”, donde ayudo a profesionales inquietas que quieren más visibilidad y mejores clientes, para que puedan disfrutar de sus negocios y del estilo de vida que se merecen.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x