Seleccionar página

Trabajar desde casa y trabajar en lo que te apasiona con un negocio hecho a tu medida es el deseo de muchos que quieren vivir sin jefe.

Tener flexibilidad, libertad e independencia.

Parece un sueño inalcanzable, ¿verdad?

De hecho, para aquellos que es un terreno desconocido, puede ser un verdadero desafío.

Pero en realidad, ¿es tan fácil cómo parece?.

Lo cierto es que todos, en algún momento, hemos imaginado convertirnos en nuestro propio jefe.

Como emprendedor digital puedes tener tu propio negocio, trabajar desde casa o desde cualquier parte del mundo con una conexión a Internet.

De esto no hay duda.

De hecho, nunca antes ha sido tan fácil como ahora.

Sin embargo, los que emprendemos un negocio en solitario sabemos que no es tarea fácil conseguir sacar adelante tu propia empresa.

Conlleva mucho trabajo y esfuerzo, además de hacer frente a la soledad, a los costes emocionales y algún que otro dolor de cabeza financiero.

Aún así, vivir de lo que te apasiona es uno de los viajes más increíbles e interesantes que conozco.

No te voy a negar que un negocio online es más flexible y brinda la gran oportunidad de disfrutar de más libertad a todos los niveles.

Ahora bien, al trabajar desde casa haciendo lo que nos gusta, es fácil no poner límites y la rutina puede hacer que nos olvidemos demasiado rápido del tipo de vida que realmente deseábamos tener cuando emprendimos esta aventura.

Al final, terminas trabajando más horas apenas sin darte cuenta, incluso fines de semana, y tu cabeza no para ni un segundo.

Por eso, hoy quiero darte algunas ideas que te ayudará a gestionar mejor tu tiempo más eficazmente cuando trabajas desde casa.

7 Ideas para trabajar desde casa sin perder tu productividad

Seamos sinceros, trabajar desde casa es difícil.

De hecho sacar adelante tu propio negocio online requiere un montón de trabajo duro y tiempo de dedicación.

Todo ello sin contar que tendrás que lidiar con distracciones continuas y evitar la adicción al trabajo que provoca tener un trabajo que adoras.

Y esto son solo algunos ejemplos sobre a qué puedes llegar a enfrentarte al trabajar desde casa.

No obstante, hay algo realmente importante que debes tener en cuenta.

Porque hay una linea muy fina entre trabajar sin parar y trabajar bajo una presión sana.

De hecho, cuando traspasas esa linea, tu negocio y tu vida personal se resienten.

Por esta razón, lo más importante es que sepas cómo ser más productivo y organizar tu tiempo, de tal manera que, tu prioridad número uno seas siempre tú.

Porque cuando dispones de la rutina adecuada para empezar cada día con el estado emocional correcto vas a multiplicar tus resultados.

Así que antes de darte esas ideas para trabajar desde casa y ser más productivo en el trabajo que te he comentado, vamos a evaluar si estás preparado para ello contestando a estas preguntas:

  • ¿Eres lo suficientemente disciplinado como para mantenerte enfocado en tu trabajo?
  • ¿Puedes dejar de lado llamadas, mensajes de whatsapp y desconectar el móvil durante unas horas?
  • ¿Eres capaz de establecer un horario de trabajo y mantenerlo?
  • ¿Necesita hablar con gente como parte de tu proceso de trabajo?
  • ¿Serás capaz de integrar tu vida laboral y familiar?

Una vez que has tomado consciencia de lo que implica para tu productividad, trabajar desde casa, veamos algunas ideas para trabajar de forma inteligente.

#1. Establece un horario de trabajo

A menudo una mala planificación puede llevarte al fracaso de tu negocio incluso antes de haber comenzado.

Para muchas personas que trabajan desde casa, uno de los mayores retos es establecer límites para separar “tiempo de trabajo” de “tiempo personal”.

Porque aunque trabajar desde casa, sin duda proporciona la máxima flexibilidad para trabajar las horas que se adapten a tu estilo de vida, es difícil crear límites.

Por ello, lo primero y más importante que tienes que hacer es organizarte.

Una buena gestión del tiempo es vital.

Algunas personas son más productivas por la mañana y otras piensan con más claridad cuando otros normalmente se van a dormir.

Trabajar desde casa por Internet te da la flexibilidad de elegir cuándo comenzar o cuándo terminar tu jornada.

Así que establece las horas de trabajo en aquellos momentos que seas más productivo y eficiente.

Respeta estos horarios y hazlos saber a amigos, familiares y contactos de trabajo.

Cuando tienes tu oficina en casa tienes ante ti una amplia gama de distracciones. Pero si quieres ser dueño de un negocio online de éxito, tienes que ser disciplinado y crear un horario regular de oficina para ti.

#2. Haz un seguimiento de tu progreso

Es probable que, en ocasiones, después de terminar tu jornada te sientas inseguro sobre lo que has logrado exactamente durante el día.

Incluso los más productivos y disciplinados pueden distraerse de la tarea a realizar y posponer las cosas de vez en cuando.

Forma parte de nuestra naturaleza.

Siempre habrá un sin fin de otras cosas que podríamos estar haciendo y es fácil perder el foco al trabajar desde casa.

Lo más práctico es crear una lista de tareas y realizar un seguimiento de tu progreso a lo largo del día.

Escribir tu día de trabajo ideal y estimar cuánto tiempo debe ser dedicado a cada tarea es un buen comienzo para planificar tu agenda.

Hay personas que utilizan la técnica Pomodoro para trabajar en intervalos de 25 minutos y poner atención en una tarea determinada.

Y al mismo tiempo, esta organización te permite establecer descansos, que por supuesto, son necesarios.

#3. Establece límites

Como ya hemos visto, cuando trabajas desde casa estás expuesto a miles de distracciones, y la vida familiar es, sin duda, tu mayor “amenaza”.

Para evitar que esto suceda, designa un área de tu casa que sea específicamente para tu trabajo y trata de mantener este espacio únicamente para actividades y materiales relacionados con ello.

Del mismo modo, cuando tienes tu propio negocio, a veces los clientes parecen pensar que su proyecto es el único que tienes o que tienen prioridad sobre otros proyectos.

Por ello, es importante establecer límites y no tener miedo de hacerles saber que, a pesar de lo que puedan pensar, su proyecto no es más importante que cualquier otro en el que estés trabajando.

#4. Tu PC: amigo y enemigo

El PC es nuestra herramienta de trabajo más común. Sin embargo, también es una tentadora distracción.

Aquí tu cerebro necesita señales adicionales para saber que estás trabajando y no en tiempo de ocio.

Lo mejor, y con el fin de eliminar las tentadoras distracciones, es crear un espacio de trabajo limpio en tu equipo, solo con lo necesario y exclusivamente dedicado a cada tarea.

#5. Vístete

Si duda, una de las mejores cosas de trabajar desde casa es que no tienes que gastar dinero en ropa de oficina o seguir cualquier código de vestimenta de una empresa.

Aún así, estar sentado todo el día y trabajar en pijama puede llegar a ser muy deprimente.

Incluso quizá no te motive para ser más productivo en el trabajo.

Muchas veces vestirte como si fueras a ir a la oficina, te hará sentirse más alerta y listo para empezar a trabajar cada mañana.

Como se suele decir, “Cuando te ves bien, te sientes bien”.

#6. Relaciónate y establece conexiones con otros emprendedores

Uno de los inconvenientes de trabajar desde casa es que las relaciones sociales se reducen considerablemente y el aislamiento puede llegar a ser devastador.

Por ello, para aliviar esta soledad, tienes que programar tiempo para estar con otras personas: familia, amigos, reuniones con otros profesionales, asistir a conferencias, unirte a grupos de intereses comunes,…, son algunas formas de cubrir nuestra necesidad de socializarnos.

Ten en cuenta que, además, de las relaciones con otros emprendedores pueden surgir colaboraciones estratégicas que te ayuden a hacer crecer tu negocio.

#7. Cree en ti

No dejes que nadie subestime tu trabajo.

Te digo esto porque a veces, la gente tiene tendencia a tratar el hecho de trabajar desde casa como algo diferente o que poco o nada tiene que ver con un “trabajo de verdad”.

Tú sabes lo que eres capaz de hacer y lo gran profesional que eres.

De hecho eres único e inimitable.

Así que nadie puede ni debe subestimar la importancia de tu trabajo.

CONCLUSIÓN

A priori, tener un negocio online y trabajar desde casa es como trabajar en cualquier otro negocio excepto en que lo gestionas desde tu hogar.

Pero, en realidad, ser emprendedor online no es una tarea fácil y te exige dedicación continua.

Por ello, es necesario aprender a trabajar inteligentemente para ser más productivo con el objetivo sacar adelante tu empresa con el objetivo de poder disfrutar del estilo de vida que quieres.

 Ahora es tu turno para participar en la conversación, ¿Qué otros consejos añadirías sobre cómo trabajar desde casa sin por ello dejar de ser productivo?

Virginia Jimenez
Asesora de Negocios Digitales. Trabajo con emprendedores digitales y profesionales de servicios que quieren dar un nuevo impulso a su negocio online y transformarlo en una empresa rentable. Con mi Programa [RE]ACTIVA TU NEGOCIO consiguen una estrategia planificada que les ayuda a ganar visibilidad en Internet para atraer más y mejores clientes a sus servicios y lograr la estabilidad económica que buscan.

Únete a la comunidad y recibe GRATIS en tu bandeja de entrada:

  • TRAINING POR EMAIL
  • PLAN DE ACCÍON
    ESTRATÉGICO
  • NEWSLETTER SEMANAL
x